domingo, 25 de septiembre de 2016

Pruebas secretas de Bayer y Syngenta certifican que sus pesticidas dañan a las abejas

"Si Bayer y Syngenta se preocuparan por el futuro de nuestras polinizadoras, habrían hecho públicos los resultados... Es hora de que estas empresas aclaren lo que realmente saben”, denuncian desde Greenpeace.
Nadia Prupis  23/09/16
Los gigantes agroquímicos Syngenta y Bayer han descubierto en sus propios test que sus pesticidas causan daños severos a las abejas, según documentos no publicados y obtenidos por el grupo ecologista Greenpeace, a través de la ley Freedom of Information Act (FOIA) estadounidense.
Estas empresas han llevado a cabo las pruebas en productos que utilizan los controvertidos plaguicidas conocidos como neonicotinoides, o neonics, que durante se relacionan con el rápido declive de las abejas. Los neonics son los pesticidas más utilizados en el mundo.
Según sus propios estudios, el tiamethoxam, de Syngenta, y la clotianidina, de Bayer, causan daños severos en altos niveles de uso, aunque el efecto es menor cuando se usa en menos de 50 partes por billón (ppb) y 40ppb respectivamente, tal como informa The Guardian.
Sin embargo, tal como señala Greenpeace, la investigación "asume una definición muy limitada del daño a la salud de las abejas y hace caso omiso de las abejas salvajes, lo que evidencia que son más propensas a ser perjudicadas por los neonicotinoides."
Eso significa que los resultados pueden "subestimar sustancialmente" el impacto de los neonics, apunta Greenpeace.
Aún así, los estudios son clave, no sólo por la certificación del riesgo para las abejas, que ayudan a polinizar tres cuartas partes de la oferta mundial de alimentos, sino también porque ponen de manifiesto la indiferencia de la industria agroquímica ante los temas medioambientales y de seguridad alimentaria, según afirman los expertos.
"Si Bayer y Syngenta se preocupaban por el futuro de nuestras polinizadoras, habrían hecho públicos los resultados. En cambio, mantuvieron el silencio sobre ellos durante meses y continuaron restando importancia a casi todos los estudios que ponen en duda la seguridad de sus productos. Es hora de que estas empresas aclaren lo que realmente saben”, indica Ben Stewart, de Greenpeace, a The Guardian.
"Teniendo en cuenta todo el debate sobre este tema, es difícil ver por qué las empresas no hacen este tipo de estudios públicos. Parece que hay algo oscuro en hacer este tipo de pruebas de campo y luego no decirle a la gente lo que encuentran", apunta el profesor Dave Goulson, de la Universidad de Sussex
Matt Shardlow, director ejecutivo de la ONG Buglife, indica por su parte: "Estos estudios no muestran un impacto en la salud de las abejas [en niveles bajos], pero no son realistas. Estas abejas no estaban expuestas a los neonics que sabemos que están en el polvo de siembra, en el agua que beben y en as flores silvestres, donde los neonics se utilizan como tratamiento para semillas. Esta evidencia secreta pone de relieve la profunda limitación de las pruebas reglamentarias”.
Los neonics han sido prohibidos a algunos niveles en la Unión Europea y están regulados en los EE UU, pero se continúan vendiendo en todo el mundo. 
Un estudio reciente realizado por la Intergovernmental Science-Policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services (IPBES), un ente de las Naciones Unidas, descubrió que más del 40 por ciento de las especies de invertebrados, como las abejas y las mariposas, se enfrentan a amenazas de extinción a nivel local.

sábado, 24 de septiembre de 2016

La izquierda rompe el neoliberalismo en Portugal



José Ramón Llanos semanariovoz.com | 05/08/2016

Sin la espectacularidad mediática del triunfo de Syriza en Grecia y sin la movilidad en el escenario continental de Tsipras y Varoufakis, en Portugal una alianza de Los Verdes, el Bloque de Izquierda y el Partido Socialista, ha logrado lo que se creía imposible: neutralizar los efectos lesivos del modelo neoliberal sobre los ingresos de los asalariados de menores ingresos y la clase media. Con el plus de que ha logrado el Gobierno luso manejar más acertadamente el acuciante fardo de la deuda soberana del país. Como todos saben la deuda de los países europeos fue el detonante que hizo estallar la crisis del año 2008, que aún gravita sobre todas las economías de los países del viejo continente.
Efectivamente, el gobierno socialista portugués con el apoyo del Partido Comunista Portugués, PCP, el Bloque de Izquierda y Los Verdes, han acordado impulsar una legislación progresista que sirvió para garantizar el fin de los recortes salariales, incremento de los salarios y las pensiones y la jornada semanal de 35 horas. El gran valor político de estos hechos benéficos para los trabajadores y la soberanía nacional, se fundamenta en el desafío a las orientaciones, mejor expresado, imposiciones de la llamada Troika.
Una vez más queda demostrado que la unidad de los partidos y movimientos progresistas, jalona la lucha de los pueblos y garantiza avances contra la excesiva explotación del empresariado y sus concesiones al imperialismo, especialmente a su brazo financiero. Precisamente, el acierto del Primer Ministro Antonio Costa, del Partido Socialista, consistió en forjar una coalición programática con los partidos de izquierda de Portugal. Los frutos de esa alianza están a la vista: la derrota de las políticas de austeridad, receta única de la Troika, para tratar de superar la crisis que abate la economía y a las familias europeas.
La lección es más significativa si se tiene en cuenta que el Jefe de Estado es Marcelo Rebelo de Sousa un veterano conservador. Sin embargo, el Primer Ministro Costa, tuvo que aceptar, para garantizar la gobernabilidad, compromisos con los Verdes de no privatizar el agua; los comunistas le exigieron estatizar el transporte en Oporto y Lisboa y recuperar los derechos conculcados a los pensionados.
De igual manera tuvieron que reponer las sumas escamoteadas a los salarios de los empleados públicos; eliminar los desahucios y renegociar la deuda externa con base en las orientaciones de un Grupo de Trabajo. Dos medidas son extraordinariamente importantes, casi imposibles de pensar en Colombia en el estado actual de la izquierda: reducción del IVA del 23 al 13% y congelar la privatización de la banca.
La Troika- constituida por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea- ven en la política progresista lusa un riesgo para sus imposiciones económicas, ya que de ser impulsadas en otros países de Europa, perdería fuerza su autoridad para imponer sus orientaciones y estrategias financieras y puede saltar en mil pedazos el modelo neoliberal, fuente de las exorbitantes ganancias de los capitalistas y del dominio sobre la clase obrera.
En el manejo acertado que le está dando la izquierda portuguesa a la lucha política, tiene Syriza una lección que deberían asimilar.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Desborda Madrid, 25 sept., un encuentro de colectivos y movimientos sociales para fijar estrategia

Desborda Madrid, un encuentro de colectivos y movimientos sociales para fijar estrategia.
Establecer nuevos planes y reactivar la movilización ciudadana para servir de contrapoder efectivo son dos de los objetivos del encuentro que se celebrará en Madrid el 25 de septiembre.
https://desbordarmadrid.wordpress.com/
......................................................

Establecer nuevos planes y reactivar la movilización ciudadana para servir de contrapoder efectivo son dos de los objetivos del encuentro que se celebrará en Madrid el 25 de septiembre.
Diagonal 16/09/16
https://www.diagonalperiodico.net/movimientos/31451-desborda-madrid-encuentro-colectivos-y-movimientos-sociales-para-fijar-estrategia

El Encuentro municipalista desde abajo para desbordar Madrid tendrá lugar el domingo 25 de septiembre en la Nave de Terneras del antiguo Matadero de Madrid.
Organizado por diversos colectivos de Madrid que durante los últimos años han trabajado en las áreas en torno a las que se articulará la jornada –vivienda y pobreza energética, urbanismo y movilidad, remunicipalización y auditoría de la deuda–, este encuentro se cerrará con un debate amplio para intentar trazar una hoja de ruta que active la movilización y plantee nuevas formas de hacer efectiva la delegación institucional de funciones en organizaciones y movimientos sociales.
La intención principal es acordar entre todas las personas asistentes las líneas de movimiento que orienten el avance en este curso político y marquen el pulso al poder institucional. "Derivar todos nuestros esfuerzos y recursos humanos hacia unas estructuras viciadas, corruptas y de difícil transformación tiene como consecuencia la desmovilización", explican desde la convocatoria.
Para quienes organizan el encuentro, la movilización ciudadana y el desborde son imprescindibles para ejercer contrapoderes que equilibren el déficit democrático que la entrada en las instituciones como el ayuntamiento de Madrid no ha conseguido reducir. "Ostentar el gobierno municipal no supone tener el poder y el movimiento en la calle sigue siendo fundamental para ejercer el contrapeso político", afirman.

Vivienda y pobreza energética

El objetivo de este eje en el encuentro será revisar los problemas más acuciantes y plantear posibles soluciones. También se analizarán los grandes retos a futuro que deberán controlar las políticas municipales y autonómicas para que dejen de ser el soporte de la especulación inmobiliaria, y reconduzcan sus objetivos y propuestas hacia las necesidades de la ciudadanía.

Remunicipalización

El debate sobre los distintas fórmulas de gestión de lo público y la participación ciudadana en asuntos que le conciernen directamente será objeto de otra mesa en el encuentro. "La importancia de este debate no debe hacernos olvidar que sin conseguir arrebatar la gestión a las empresas privadas, mayormente multinacionales, no podremos abordar en la práctica dichas posibles fórmulas; aunque no es menos cierto que conviene ir generando consensos en torno a los tipos de gestión que nos parezcan más justos y participativos", afirman

Urbanismo y movilidad

En este eje de discusión, el objetivo del encuentro será acordar una hoja de ruta común entre colectivos y plataformas para trabajar sobre ella dándole continuidad en el tiempo, ampliando las alianzas con espacios críticos dentro de las instituciones y "utilizando los mecanismos de participación que la institución municipal está desplegando (foros locales, participación digital, mesas sectoriales) o de deslegitimarlos cuando así se considere (como en el caso de Plaza de España)".

Auditoría de la deuda

En Madrid, el ayuntamiento tiene actualmente compromisos de pago por unos 4700 millones de euros, siendo así el municipio más endeudado del Estado, gracias a las políticas de las administraciones anteriores del PP, llegando a un máximo de endeudamiento de 7.733 millones.
Los resultados están a la vista de cualquiera: recortes en los servicios sociales; privatización de lo público; techo de gasto en las administraciones públicas impuesto por la ley Montoro; mientras que una parte de la población está en riesgo de pobreza o sufre de pobreza energética; la precariedad; el desempleo, etc.
 

El infame discurso de Felipe VI

http://www.ecorepublicano.es/2016/09/el-infame-discurso-de-felipe-vi.html

21.9.16

El infame discurso de Felipe VI
Uno de los mayores reclamos de Nueva York es la sede de las Naciones Unidas, pero Felipe VI no se conformó con el pack turístico, sino que tenía que despacharse con un discurso y hacerse la foto. El clásico japoneseo de las altas autoridades al que solo le faltó un selfi. Esta vez, ni más ni menos que ante más de cien jefes de Estado y ochenta jefes de Gobierno. Sabido es que la ONU es una organización fallida, como esos estados que dejamos al invadirlos y expoliarlos, como el mundo que habitamos… Pero no había razón para más desprestigio.

Cambiar el mundo en los próximos quince años
Eso sí, Felipe VI ha demostrado que de tartamudear nada, aunque la ocasión merecía tartamudeos, sudores y tembleques. No se amedrentó por nuestra infamia y pidió, como un Zapatero cualquiera, “actuar como un solo mundo” y transformarlo “en los próximos 15 años” para “librarlo de la pobreza extrema y del hambre que todavía hoy afligen a buena parte de la Humanidad”. Si no le conociera, hasta lloraría de emoción al creer que El Preparao es un gran humanista. No lo es. Y como no lo es, no puede realizar aseveraciones tan gruesas cuando visitó Arabia Saudí en su primer año de mandato y tuvo que anular otro viaje en el segundo año de reinado por la presión mediática.
Es comúnmente aceptado que El Preparao va más sobrado de conocimientos e inteligencia que El Campechano, por lo que se supone que no es necesario recordarle lo complejo que resultaría cambiar el mundo de la mano de los sauditas. Este país lleva años cometiendo obscenos crímenes de guerra en Yemen y nosotros, sus amiguitos, les estamos vendiendo todo lo necesario para ello. Si a ello le añadimos que en la fanática dictadura se decapitaron a más de doscientas personas en los últimos dos años por delitos tales como homosexualidad, adulterio o ateísmo y que se han encontrado armas españolas en casi todos los últimos conflictos internacionales (Libia, Yemen o Siria), las palabras se convierten en un grotesco insulto.
Ciertamente, es una broma de muy mal gusto presentarse como promotor del desarrollo a la vez que se apoya a un régimen con estrechos vínculos con el Estado Islámico, más de 5.000 cadáveres en Yemen, muchos de ellos civiles, y varios miles de decapitados y encarcelados en su propio país.
Refugiados
Y siguió, total, las palabras se las escriben: “Estamos aquí para comprometernos, en nombre de nuestros pueblos, a transformar el mundo”. Si semejantes palabras las hubiera pronunciado el monarca sueco habrían supuesto un momento de reflexión en mitad de la sangrienta vorágine que supone la silenciosa guerra mundial que ya cuenta con más de 65 millones de desplazados. Pero no las hizo él.
Suecia ha acogido a 163.000 refugiados desde 2015, dedica un 1% del PIB a los mismos y el 16% de los habitantes de dicho país nacieron en el extranjero. Llegaron al límite de sus posibilidades e hicieron todo lo que pudieron, y si se vieron forzados a reducir el flujo migratorio se debió al repugnante comportamiento de la mayoría de Europa, España incluida. Un sueco no tiene nada que reprochar a su estado y puede sentirse orgulloso, pero Suecia no es España ni Carlos Gustavo es Felipe VI ni su monarquía es machista como la nuestra (la heredera es Victoria de Suecia) ni fue restaurada por un sanguinario dictador fascista.
España solo ha acogido a 480 refugiados de los más de 17.000 a los que se comprometió, por lo que si el compromiso al que se refiere Felipe VI es semejante, el mundo no se cambia ni en quinientos años. Si a ello le añadimos que Suecia tiene 9,5 millones de habitantes y España 46,7 millones, el esfuerzo sueco sería comparable a que España hubiera acogido a 800.000 refugiados… Así pues, el discurso de Felipe VI no es más que un chiste borbónico, uno más de los muchos que acumula la historia, ante un auditorio responsable de lo que acontece. Al mundo le iría mucho mejor si la alocución se hubiera pronunciado en una prisión, al menos existirían más posibilidades de cumplirse los vaticinios realizados.
Papá Juan Carlos I y la ‘princesa’ Corinna cambiarán el mundo
Felipe, ya crecido, como el amigo que se toma tres cervezas de más y se convierte en el amo de la fiesta, se lanzó: “Lo vamos a cambiar entre todos y para todos. La agenda para el cambio que hoy adoptamos es fruto de una negociación entre iguales y recoge la voz de millones de ciudadanos. Son ellos quienes nos han dicho lo que esperan de nosotros. Lo hacen en nombre de la generación que está ahora viendo la luz y que cumplirá 15 años en el año 2030”. Entre todos no sé, pero seguro que el mundo no lo cambian entre papá Juan Carlos I y su amiga entrañable Corinna ejerciendo de intermediarios en las ventas de más de 250 carros de combate a Arabia Saudí (ambos). Papá Juan Carlos I debió pensar que sería una buena forma de cambiar el mundo que los sauditas contaran con más de doscientos cincuenta carros de combate Leopard y el ministro Morenés que contarán con todo el arsenal de su bazar. Por desgracia, parece que papá Juan Carlos I no podrá cambiar el mundo porque se encuentra perdido en el glamour de los hoteles y restaurantes más exclusivos (a costa de todos nosotros).
Las debilidades reales
“Nadie es inmune a las debilidades de un modelo de crecimiento que ahora hemos de corregir y perfeccionar preservando sus fortalezas y eliminando sus excesos”, fue la guinda del pastel. Otro insulto más a la decencia si tenemos en cuenta el tugurio corrupto en el que vivimos, la lamentable situación de las Fuerzas Armadas, la mera existencia de la justicia militar, la ley mordaza, los recortes en derechos y libertades o gastos sociales, los medios de comunicación menos fiables de Europa, el segundo país del mundo con más desaparecidos… ¿No existen suficientes excesos en España?
Aunque la ONU sea una organización fallida y desprestigiada, no merecen una patochada tan lamentable como la acontecida, para eso están los circos y, si fallan estos, los medios de comunicación españoles.
Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra
Twitter: @luisgonzaloseg
En la actualidad, mi principal fuente de ingresos son las ventas de Código rojo, ¡CONSÍGUELA AQUÍ FIRMADA Y DEDICADA!. “Código rojo le echa huevos al asunto y no deja títere con cabeza. Se arriesga, proclamando la verdad a los cuatro vientos, haciendo que prevalezca, por una vez, algo tan denostado hoy en día como la libertad de expresión” (“A golpe de letra” por Sergio Sancor).
Tal vez te puedan interesar las novelas “Código rojo” (2015) y “Un paso al frente” (2014).

jueves, 22 de septiembre de 2016

Marx llevaba bastante razón

http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2016/08/01/marx-llevaba-bastante-razon/ 01 Ago 2016

Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y ex Catedrático de Economía. Universidad de Barcelona

Como consecuencia del enorme dominio que las fuerzas conservadoras tienen en los mayores medios de difusión y comunicación, incluso académicos, en España (incluyendo Catalunya), el grado de desconocimiento de las distintas teorías económicas derivadas de los escritos de Karl Marx en estos medios es abrumador. Por ejemplo, si alguien sugiere que para salir de la Gran Recesión se necesita estimular la demanda, inmediatamente le ponen a uno la etiqueta de ser un keynesiano, neo-keynesiano o “lo que fuera” keynesiano. En realidad, tal medida pertenece no tanto a Keynes, sino a las teorías de Kalecki, el gran pensador polaco, claramente enraizado en la tradición marxista, que, según el economista keynesiano más conocido hoy en el mundo, Paul Krugman, es el pensador que ha analizado y predicho mejor el capitalismo, y cuyos trabajos sirven mejor para entender no solo la Gran Depresión, sino también la Gran Recesión. En realidad, según Joan Robinson, profesora de Economía en la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, y discípula predilecta de Keynes, este conocía y, según Robinson, fue influenciado en gran medida por los trabajos de Kalecki.
Ahora bien, como Keynes es más tolerado que Marx en el mundo académico universitario, a muchos académicos les asusta estar o ser percibidos como marxistas y prefieren camuflarse bajo el término de keynesianos. El camuflaje es una forma de lucha por la supervivencia en ambientes tan profundamente derechistas, como ocurre en España, incluyendo Catalunya, donde cuarenta años de dictadura fascista y otros tantos de democracia supervisada por los poderes fácticos de siempre han dejado su marca. Al lector que se crea que exagero le invito a la siguiente reflexión. Suponga que yo, en una entrevista televisiva (que es más que improbable que ocurra en los medios altamente controlados que nos rodean), dijera que “la lucha de clases, con la victoria de la clase capitalista sobre la clase trabajadora, es esencial para entender la situación social y económica en España y en Catalunya”; es más que probable que el entrevistador y el oyente me mirasen con cara de incredulidad, pensando que lo que estaría diciendo sería tan anticuado que sería penoso que yo todavía estuviera diciendo tales sandeces. Ahora bien, en el lenguaje del establishment español (incluyendo el catalán) se suele confundir antiguo con anticuado, sin darse cuenta de que una idea o un principio pueden ser muy antiguos, pero no necesariamente anticuados. La ley de la gravedad es muy, pero que muy antigua, y sin embargo, no es anticuada. Si no se lo cree, salte de un cuarto piso y lo verá.

La lucha de clases existe
Pues bien, la existencia de clases es un principio muy antiguo en todas las tradiciones analíticas sociológicas. Repito, en todas. Y lo mismo en cuanto al conflicto de clases. Todos, repito, todos los mayores pensadores que han analizado la estructura social de nuestras sociedades –desde Weber a Marx- hablan de lucha de clases. La única diferencia entre Weber y Marx es que, mientras que en Weber el conflicto entre clases es coyuntural, en Marx, en cambio, es estructural, y es intrínseco a la existencia del capitalismo. En otras palabras, mientras Weber habla de dominio de una clase por la otra, Marx habla de explotación. Un agente (sea una clase, una raza, un género o una nación) explota a otro cuando vive mejor a costa de que el otro viva peor. Es todo un reto negar que haya enormes explotaciones en las sociedades en las que vivimos. Pero decir que hay lucha de clases no quiere decir que uno sea o deje de ser marxista. Todas las tradiciones sociológicas sostienen su existencia.

Las teorías de Kalecki
Kalecki es el que indicó que, como señaló Marx, la propia dinámica del conflicto Capital-Trabajo lleva a la situación que creó la Gran Depresión, pues la victoria del capital lleva a una reducción de las rentas del trabajo que crea graves problemas de demanda. No soy muy favorable a la cultura talmúdica de recurrir a citas de los grandes textos, pero me veo en la necesidad de hacerlo en esta ocasión. Marx escribió en El Capital lo siguiente: “Los trabajadores son importantes para los mercados como compradores de bienes y servicios. Ahora bien, la dinámica del capitalismo lleva a que los salarios –el precio de un trabajo- bajen cada vez más, motivo por el que se crea un problema de falta de demanda de aquellos bienes y servicios producidos por el sistema capitalista, con lo cual hay un problema, no solo en la producción, sino en la realización de los bienes y servicios. Y este es el problema fundamental en la dinámica capitalista que lleva a un empobrecimiento de la población, que obstaculiza a la vez la realización de la producción y su realización”. Más claro, el agua. Esto no es Keynes, es Karl Marx. De ahí la necesidad de trascender el capitalismo estableciendo una dinámica opuesta en la que la producción respondiera a una lógica distinta, en realidad, opuesta, encaminada a satisfacer las necesidades de la población, determinadas no por el mercado y por la acumulación del capital, sino por la voluntad política de los trabajadores.
De ahí se derivan varios principios. Uno de ellos, revertir las políticas derivadas del domino del capital (tema sobre el cual Keynes no habla nada), aumentando los salarios, en lugar de reducirlos, a fin de crear un aumento de la demanda (de lo cual Keynes sí que habla) a través del aumento de las rentas del trabajo, vía crecimiento de los salarios o del gasto público social, que incluye el Estado del bienestar y la protección social que Kalecki define como el salario social.
Mirando los datos se ve claramente que hoy las políticas neoliberales realizadas para el beneficio del capital han sido responsables de que desde los años ochenta las rentas del capital hayan aumentado a costa de disminuir las rentas del trabajo (ver mi artículo “Capital-Trabajo: el origen de la crisis actualen Le Monde Diplomatique, julio 2013), lo cual ha creado un grave problema de demanda, que tardó en expresarse en forma de crisis debido al enorme endeudamiento de la clase trabajadora y otros componentes de las clases populares (y de las pequeñas y medianas empresas). Tal endeudamiento creó la gran expansión del capital financiero (la banca), la cual invirtió en actividades especulativas, pues sus inversiones financieras en las áreas de la economía productiva (donde se producen los bienes y servicios de consumo) eran de baja rentabilidad precisamente como consecuencia de la escasa demanda. Las inversiones especulativas crearon las burbujas que, al estallar, crearon la crisis actual conocida como la Gran Depresión. Esta es la evidencia de lo que ha estado ocurriendo (ver mi libro Ataque a la democracia y al bienestar. Crítica al pensamiento económico dominante, Anagrama, 2015)
De ahí que la salida de la Gran Crisis (en la que todavía estamos inmersos) pase por una reversión de tales políticas, empoderando a las rentas del trabajo a costa de las rentas del capital. Esta es la gran contribución de Kalecki, que muestra no solo lo que está pasando, sino por dónde deberían orientar las fuerzas progresistas sus propuestas de salida de esta crisis, y que requieren un gran cambio en las relaciones de fuerza Capital-Trabajo en cada país. El hecho de que no se hable mucho de ello responde a que las fuerzas conservadoras dominan el mundo del pensamiento económico y no permiten la exposición de visiones alternativas. Y así estamos, yendo de mal en peor. Las cifras económicas últimas son las peores que hemos visto últimamente.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Bayer-Monsanto: la fusión empresarial más grande de la historia

El 14 de septiembre, la farmacéutica Bayer compraba al gigante del agronegocio Monsanto por un valor de 66.000 millones de dólares, creando la mayor compañía de de agroquímicos y semillas del mundo.
Tras meses de rumores, la alemana Bayer y la estadounidense Monsanto confirmaron que esta última aceptó la oferta por 66.000 millones de dólares para fusionarse.
El laboratorio multinacional Bayer, líder de la industria farmacéutica, decidió incrementar su línea de negocios en la industria agrícola. A su ya desarrollada rama de agroquímicos –comercializados por la firma CropScience que le pertenece– se suman ahora más de 2.000 variedades de semillas cuya patente lleva la firma Monsanto.
Esta unión no se da en cualquier contexto. Syngenta, competidor de origen suizo de Monsanto, fue recientemente adquirida por la empresa estatal ChemChina. Los mercados occidentales más que nunca se vuelven un terreno de disputa. Así, de las seis empresas multinacionales dedicadas al agronegocio, la competencia se reduciría a cuatro gigantes (ChemChina-Singenta/Bayer-Monsanto/Dow-DuPont/BASF).
Bayer cuenta hoy con alrededor de 117.000 empleados alrededor del globo, mientras que Monsanto tiene 23.000 aproximadamente. Con esta fusión, el negocio farmacéutico de la compañía alemana a nivel global pasa a un segundo lugar, representando el 50% de su actividad.
Dentro del mismo negocio farmacéutico la empresa venía cambiando su intencionalidad comercial para el desarrollo de medicamentos con exclusividad de patentes y alto costo, lo que venía provocando despidos en las fuerzas de venta como sucedió en enero de este año. Esta nueva compra puede incidir en el mismo sentido e implicar la pérdida de nuevos puestos de trabajo, señalaron a Notas trabajadores de la empresa, que ya han sufrido recortes de personal en anteriores fusiones.

Alimentación sustentable

En el comunicado que la nueva corporación hizo público señalaron que el objetivo “está en cómo alimentar a 3.000 millones de personas más en el mundo en 2050 en una forma sostenible con el medio ambiente”.
En este sentido, la Coalición contra los Peligros de Bayer (CBG, por sus siglas en alemán) citó en un comunicado al investigador de la compañía alemana, Hermann Stübler, quien indicó que “desde hace más de 25 años, la industria fitosanitaria mundial no ha desarrollado y puesto en el mercado ningún herbicida relevante para el cultivo con algún nuevo mecanismo de acción; ésta es una de las consecuencias de la consolidación de la industria, que ha ido acompañada de una considerable reducción de la inversión en investigación de nuevos herbicidas”.
“En consecuencia, cada vez más plantas silvestres se adaptan a esos productos y los agricultores tienen que utilizar cada vez más agroquímicos, con efectos devastadores sobre la biodiversidad”, añadió la CBG.
También denunció que no es la primera vez que Bayer y Monsanto se unen. Entre 1954 y 1967 conformaron una empresa conjunta (joint venture) llamada Mobay Chemical Corporation. Mobay proveyó al Departamento de Defensa de los Estados Unidos de uno de los químicos fundamentales para la generación del agente naranja utilizado durante la guerra de Vietnam como parte de la Guerra Química.
El uso del Agente Naranja tuvo como consecuencia –según la Cruz Roja de Vietnam– un millón de personas discapacitadas o con problemas de salud y 400.000 muertos. Sin embargo, el nombre de Bayer no quedó asociado a este hecho como sí lo ha hecho Monsanto.

Si es Bayer, ¿es bueno?

Desde diversos medios internacionales se especula que la histórica farmacéutica planea deshacerse de la firma de Monsanto, ya que esta empresa “tiene mal nombre”, mientras que los alemanes gozan de buena fama por haber inventado la aspirina.
Sin embargo, Bayer ha enfrentado juicios millonarios a lo largo de su historia. El más reciente en Argentina tuvo que ver con la droga para el tratamiento del colesterol, comercialmente conocida como Lipobay, que causó la muerte de un centenar de personas.
En ese caso, decidieron no incluir los efectos adversos en el prospecto del medicamento, haciendo caso omiso a reglamentaciones locales e internacionales en materia de salud colectiva. Personas físicamente saludables que fueron recetadas con este medicamento quedaron inválidas de por vida. El laboratorio tuvo que retirar en 2001 este medicamento del mercado en todo el mundo.
Luego de este “traspié”, las acciones de Bayer empezaron a descender en la bolsa. La firma entonces recurrió a la compra del laboratorio Schering, adquiriendo la línea de productos anticonceptivos y oncológicos probados, que le permitieron levantar su decaída imagen y continuar con sus exorbitantes ganancias.

Dos años de la ofensiva israelí en Gaza: datos contra la impunidad

Se cumplen dos años de la operación militar israelí Margen Protector contra Gaza, que dejó más de 2.200 muertos, de los cuales casi dos tercios eran civiles
Organizaciones de derechos humanos como B'tselem o Amnistía Internacional denuncian la ausencia de justicia para las víctimas
  1/08/2016 
http://www.eldiario.es/desalambre/Gaza-guerra-ofensiva-Israel_0_543495783.html 

Tal día como hoy hace dos años, los habitantes de la franja de Gaza no daban crédito. Misiles antibúnkeres aplastaban sus casas hechas de ladrillos fabricados con restos de otras casas. Los obuses golpeaban edificios que superaban los dos pisos de altura a lo largo de toda la mitad este del enclave costero. Equipo médico, hospitales y colegios de la UNRWA fueron también objetivos de los bombardeos. Entre el 8 de julio y el 26 de agosto se marca el doloroso recuerdo de la operación militar israelí Margen Protector de 2014 contra la franja de Gaza, la más sangrienta y destructiva hasta la fecha. 

Casi dos tercios de los muertos eran civiles

En un informe publicado con motivo del segundo aniversario, la organización de derechos humanos B'tselem afirma que 1.394, o el 63%, de los 2.202 palestinos y palestinas víctimas del Ejército israelí, "no participaban en las hostilidades". De estos, 526 eran menores de edad.
B'tselem es una organización israelí de derechos humanos que actúa en los territorios palestinos ocupados. Khaled al-Azaiza, uno de sus investigadores en Gaza desde 2007, habla bien hebreo y participa –siempre desde Gaza, de donde no puede salir debido al bloqueo– en conferencias dirigidas a la opinión pública israelí o estadounidense. Ha llegado incluso a contactar directamente con representantes del Departamento de Estado de EEUU a quienes ha relatado su experiencia con los crímenes de guerra de su país aliado, Israel.
Bebé palestino herido por bombardeos israelíes durante operación militar israelí Margen Protector en 2014. | FOTO: Isabel Pérez.
Bebé palestino herido por bombardeos israelíes durante operación militar israelí Margen Protector en 2014. | FOTO: Isabel Pérez.

"Para este reciente informe invertimos mucho tiempo y esfuerzo. Hemos tardado dos años porque hemos examinado cada muerte, cada caso, para estar seguros de quién era civil y quién militar", explica al-Azaiza a ediario.es.
Se trata de un minucioso trabajo que saca a la luz las violaciones del Derecho humanitario internacional y las normas aplicadas en época de guerra cometidas por Israel. Mientras tanto, las autoridades israelíes se exculpan diciendo que Hamas usaba a los civiles como escudos humanos o que las casas bombardeadas eran zonas militarizadas.
"Como investigadores sobre el terreno, nuestro objetivo es recoger información y enviarla a la oficina, allí la contrastan con otras organizaciones de derechos humanos, comités de investigación o con organizaciones palestinas o internacionales que investigaron lo que ocurrió durante 2014, incluida la Cruz Roja Internacional o las Naciones Unidas", añade el investigador de B'tselem.
El resultado se puede ver en su página web con una herramienta interactiva que ofrece los datos de los y las civiles asesinadas por Israel: nombres, apellidos, edades, cómo fueron asesinados y dónde se encontraban en ese momento. La organización concluye que las autoridades israelíes son responsables de un "daño extremo" provocado a la población civil.
Captura de pantalla del proyecto multimedia de investigación de B'Tselem, disponible en www.btselem.org/2014_gaza_conflict/en/
Captura de pantalla del proyecto multimedia de investigación de B'Tselem, disponible en www.btselem.org/2014_gaza_conflict/en/

El juego de la impunidad

En mayo de este año B’tselem anunció que dejaba de cooperar con la Fiscalía militar israelí después de 25 años. Según apuntan, los casos enviados nunca han sido seriamente investigados, todo parecía ser "una farsa para maquillar la ocupación".
Amnistía Internacional (AI) señala también en el informe ‘ Es hora de abordar la impunidad. Dos años después de la guerra Gaza/Israel 2014’, publicado en este segundo aniversario de la operación, que el sistema de investigaciones militares de Israel "adolece de falta de independencia e imparcialidad" y sirve más bien "para proteger a los autores contra el enjuiciamiento y para afianzar la impunidad".
"En Israel falta un mecanismo para establecer la responsabilidad penal", asegura a eldiario.es Saleh Hijazi, palestino hebronita y experto de AI sobre los territorios palestinos ocupados e Israel. "No se puede hacer justicia ni en la franja de Gaza ni en Cisjordania", añade. 
Hijazi lleva años sin poder entrar en la bloqueada franja ya que ni Israel ni Egipto le facilitan el permiso necesario. Del otro lado, Amnistía Internacional cuenta con un investigador en Gaza que recoge testimonios, toma fotografías y realiza las entrevistas. "Desde la perspectiva mediática, Gaza no es un tema caliente, pero hay que destacar que la violencia israelí es un círculo vicioso", lamenta Hijazi. 
Tanto B'tselem como AI han recogido en sendos informes algunos de los crímenes de guerra cometidos no solo por Israel, sino también por Hamas, cuyos ataques mataron a seis civiles israelíes. AI subraya que Hamas llevó a cabo asimismo ejecuciones sumarias contra supuestos "colaboradores" palestinos.
"Hamas aprovechó para ganar puntos matando a 'colaboradores', atacando a sus oponentes incluso si todavía estaban en prisión en un proceso judicial. Lo hicieron bien por venganza o para mostrar su fuerza, pero eso está fuera de la ley", afirma Hijazi.
La ocupación israelí, dice el experto de AI, afecta a la capacidad del poder judicial palestino. Con un sistema de justicia nacional palestino e israelí poco óptimos para que se haga justicia, solo queda la Corte Penal Internacional (CPI). En noviembre de 2015, cuatro organizaciones de derechos humanos palestinas (PCHR, Al-Mezan, Al-Haq y Addameer) entregaron a la fiscal jefe de la CPI, Fatou Bensouda, evidencias de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos por Israel en la operación de 2014. El "enfrentamiento jurídico" solo acaba de empezar.

"Israel no tiene un problema con Hamas"

Margen Protector se presentó al mundo como una guerra israelí contra el terrorismo de Hamas. "Pero Israel no tiene un problema con Hamas, no tiene un problema con Gaza. Tiene un problema con Palestina", dice Noura Erakat, imagen y voz del proyecto ‘Gaza in Context’ (Gaza en contexto). 
La iniciativa ha sido lanzada por un grupo de académicas, académicos, activistas y artistas, la mayoría de origen palestino, entre los que se encuentra Erakat, conocida abogada y académica, activista propalestina, que participa asiduamente en medios de comunicación angloparlantes. 
"Israel no ataca la franja de Gaza por los cohetes, eso está claro", asegura tajante Erakat en entrevista con eldiario.es. "Con este proyecto damos un marco firme para entender las repetitivas ofensivas contra la franja de Gaza, lejos de la versión de los principales medios que reproducen la narrativa israelí de que se trata de un tema de seguridad".
La iniciativa ofrece material didáctico para centros educativos, un recorrido histórico que contextualiza breve, pero intensamente, el conflicto árabe-israelí explicándolo como un proyecto colonial de asentamientos en Palestina.
"Para la otra parte, Israel, un proyecto así sería más fácil: empezarían con el concepto de sionismo. Con Palestina debemos comenzar muchísimos años antes", apunta Erakat. "Hemos hecho vídeos cortos, de unos 5 minutos, así la gente los puede ver incluso en un descanso para comer", añade.
Una pausa para comer y entender que las políticas israelíes, según aseguran en la iniciativa, están destinadas a alcanzar dos objetivos: obtener la máxima cantidad de tierra palestina con el mínimo número de palestinos y concentrar el máximo número de palestinos en la mínima cantidad de tierra.
"Incluso si Hamas desapareciera, la política israelí hacia el pequeño enclave costero sería ininterrumpida. Lo que Israel exige a los palestinos es que acepten la dominación israelí como un modo de vida, una incomprensible posibilidad para el ser humano cuyo primer instinto es ser libre", expone Erakat en uno de los vídeos de ‘Gaza in Context’.
En este segundo aniversario del Margen Protector, la colonización israelí del pensamiento parece haber triunfado: la población gazatí tiene asumido que su sino será sufrir una nueva guerra.