martes, 27 de junio de 2017

"Nos han robado 147.000 millones de euros"


“No deberíamos olvidar que, en realidad, se trata de una guerra de clases de arriba abajo. Puede parecer simplista, pero así es como funciona el mundo... olvidándolo”.
(Paul Krugman y yo)
....................................................

Charlamos con Simona Levi, directora de teatro, activista y coautora del libro "Votar y cobrar. La impunidad como forma de gobierno". ttp://cadenaser.com/programa/2017/05/26/a_vivir_que_son_dos_dias/1495810910_281690.html

Miembros de la plataforma "Xnet". En el centro, Simona Levi. /
“Huía de un novio que me maltrataba. Para alejarme de él contacté con una amiga que vivía en Barcelona y me marché a vivir a esa ciudad en 1990. Tenía veinticuatro años. Actualmente me siento más barcelonesa que italiana.” Son palabras de Simona Levi (Turín, 1966) que ha hecho un paréntesis en su apretada agenda para charlar con Javier del Pino y José Martí Gómez. Están siendo unos días muy intensos y agitados porque se presenta el libro “Votar y Cobrar. La impunidad como forma de gobierno” (editorial Capitán Swing), del que es autora junto con el politólogo Sergio Salgado. El ajetreo apenas deja lugar al descanso.

Esta activista y directora de teatro proviene de una familia de clase media alta y gracias a ello bebió de la cultura desde muy pequeña. Crecer entre intelectuales hizo que prendiera en ella la mecha del compromiso: “Vengo de una familia muy activista y comprometida.” Es sobrina nieta de Primo Levi, el superviviente del Holocausto cuya obra Si esto es un hombre ha pasado a la historia como uno de los mejores testimonios escritos sobre la barbarie que padecieron los judíos en los campos de exterminio nazis. Después de decidir que la universidad no era lo suyo, Simona comenzó su periplo por varias ciudades europeas para aprender interpretación teatral. Para ella el teatro tiene que ser útil socialmente, debe ser una herramienta para combatir las injusticias. Con esta finalidad ha dirigido varias obras, entre ellas, Hazte banquero. Esta última, estrenada en 2016, está inspirada en el caso Bankia, un escándalo que contenía un “material irresistible” para escribir una parodia. Al más puro estilo valleinclanesco adapta en clave de humor los diálogos que aparecen en los conocidos correos de Blesa, es decir, los mails que los consejeros y directivos de Bankia y Caja Madrid intercambiaron entre 2000 y 2009. Hazte banquero se ha llevado a escena en teatros de toda España con gran éxito de público.
Entre otros artilugios gestionamos buzones de filtraciones anónimas contra la corrupción.” Levi es fundadora de proyectos como Xnet, plataforma de la que surge el proyecto 15MpaRato, una iniciativa formada por un grupo de personas, coordinadas desde la red, que gracias a las filtraciones de unos correos electrónicos emprendieron una de las batallas judiciales contra la corrupción más importantes de los últimos años: 15MpaRato es una broma muy seria. Nos han maltratado demasiado. Una gran aventura que ha demostrado que la ciudadanía puede organizarse para lograr justicia”. Gracias a aquellos correos iniciaron una batalla que parecía utópica: sentar en el banquillo al ministro que en su día movió los hilos de nuestra economía, Rodrigo Rato. La aventura acababa de empezar. La maquinaria arrancó en mayo de 2012 con un crowdfunding (micromecenazgo) y en pocas horas consiguieron 15.000 euros para poner en marcha una demanda. En junio de ese año varios afectados por las preferentes presentaron una querella contra Rato y la cúpula de Bankia. Querían derrotarle, acabar con los abusos e impunidad sobre los que se asienta nuestra democracia. Empezaron por el exministro y cinco años después ya tenían a casi un centenar de banqueros y políticos de todos los colores condenados o sentados en el banquillo pendientes de juicio.

Portada del libro
Al principio nadie les creyó, les tomaron por locos, pero no les importó porque tenían pruebas irrefutables. Lo ocurrido a partir de aquel momento se desgrana en “Votar y Cobrar”, un libro que consigue orquestar cada voz dentro de un coro que nos habla de corrupción, intereses creados y ambición desmesurada: “La irresponsabilidad de los gobiernos ha sido increíble, estamos en manos de incompetentes.” ¿Cómo se gestó la estafa? ¿Cómo permitieron que saliera a bolsa semejante agujero negro? ¿Por qué nadie denunció nada? Un manual ameno que relata cómo un grupo de activistas consiguió cambiar el guión de uno de los escándalos de corrupción más grandes vividos en nuestro país. Su objetivo: acabar con la impunidad. Y lo han conseguido.


La charca que nos ahoga, de RAFAEL MATESANZ

27.04.2017 - RAFAEL MATESANZ,  EXDIRECTOR DE LA ORGANIZACIÓN NACIONAL DE TRASPLANTES http://www.20minutos.es/opiniones/rafael-matesanz-tribuna-charca-nos-ahoga-3021079/ 

Decía Erich Fromm, uno de los impulsores del psicoanálisis, y como la mayoría de sus colegas no precisamente un alegrías, que "el estado se encarga de deprimirnos continuamente para poder controlarnos mejor". No creo en mentes superiores con estrategias para gobernar el mundo pero la actualidad está tan cargada de noticias deprimentes ubicuas en espacio y tiempo que cuesta creer que se hayan agrupado por mero azar. Por mi trabajo en donación y trasplantes, he tenido la oportunidad impagable de presenciar de forma cotidiana los más increíbles rasgos de generosidad de la sociedad española. Desde la donación de los órganos de un hijo perdido trágicamente, hasta la cesión altruista de un riñón a alguien que no se conoce o el hermanamiento de sangre que supone una donación de médula con un desconocido del otro lado del mundo. Todo ello acompañado de una profesionalidad sin límites de miles y miles de trabajadores sanitarios y no sanitarios que hacen posible cada año salvar miles de vidas gracias a los trasplantes en toda España. Pero frente a todos estos datos positivos que invitan al optimismo ¿cómo calificar las noticias de la Operación Lezo? No ya el hecho cada vez más habitual de distraer dinero público a bolsillos privados de políticos trincones, sino un verdadero pillaje institucional con múltiples derivaciones destinadas a obtener dinero de forma ilícita (todo presunto, naturalmente), con participación de todos los miembros de la familia, amigos, compañeros de partido, empresarios, 'compiyogis', antiguos ministros o expresidentes de comunidades, hasta 60 investigados... Todos moviéndose en un clima de aparente impunidad o quizás no tan aparente, a la vista de que según las noticias que se han difundido estos días, los interesados recibieron información confidencial de lo que iba a ocurrir, no se sabe si de fuentes judiciales o políticas (aunque ambas cada vez están mas entrelazadas) con la posibilidad de evadir unos cuantos millones y destruir pruebas, un secretario de estado recibió a un familiar directo del mayor imputado, aparentemente para hablar del tiempo, un fiscal anticorrupción empeñado en que no es el momento o que quizás se les están atribuyendo demasiados delitos... Eso por no hablar de la obscenidad de unos trenes de vida que cualquiera que viva de un sueldo de la administración sabe (y Hacienda lo debería saber también) que son conceptos incompatibles salvo que se sea rico de familia. No es ya que algún político robe, que eso lo llevamos viendo por toda la geografía española desde hace muchos años y bajo todos los colores. Es que en casos como éstos cualquiera puede ver que hacen falta multitud de agentes activos, pasivos o expertos en mirar hacia otro lado en una ceremonia de la confusión en la que los únicos que lo llevamos claro somos los ciudadanos que de una u otra forma estamos pagando la bacanal y que asistimos impotentes a este deprimente espectáculo. ¿Cuál de estas dos Españas es más real? Cuantitativamente y por fortuna la primera, la de los que trabajan duro por salir adelante y son capaces de las máximas muestras de generosidad sin esperar nada a cambio. Pero los médicos sabemos que las partes podridas de un organismo, y sin duda esta charca de sapos lo es, puede infectarlo todo de manera irreversible. En el mundo hay unos cuantos estados fallidos donde simplemente no se puede vivir y en los que la corrupción ha sido el factor desencadenante que ha acabado con la convivencia. Es necesaria una reacción colectiva y sin contemplaciones de toda la sociedad y sus representantes por la que eso de "tolerancia cero con la corrupción" sea bastante más que un eslogan. Y para empezar: ¿alguien sabe de alguno de estos golfos que haya devuelto un euro de lo que se llevaron? El día que eso ocurra, a lo mejor se puede empezar a creer que algo cambia.

lunes, 26 de junio de 2017

«Contra Amor. Reflexiones lésbicas desde Abya Yala» JUNIO 29 - 19h.

Nora Urbina, Mateo Santamarta Paniagua y 9 personas más les gusta Traficantes de Sueños.
 
 evento. Con la participación de Norma Mogrovejo, lesbiana feminista, peruana-mexicana, autoexiliada, estudiosa del movimiento lésbico latinoamericano acompañada por Aránzazu Hernández y Gracia Trujillo.
Desde la voz, pensamiento y experiencias de lesbianas contra amorosas y poliamorosas, Norma Mogrovejo reflexiona sobre la insurgencia a normas que controlan y privatizan el cuerpo y la sexualidad de las mujeres. El discurso del amor romántico ha fagocitado al movimiento homosexual y las lesbianas radicalizan la práctica cotidiana cuestionando a las instituciones que siguen traficando con ellas (el amor, el matrimonio, la familia, el parentesco).

Norma Mogrovejo: Doctora en Estudios Latinoamericanos por la UNAM, integrante del Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT. Lesbiana feminista, peruana-mexicana, autoexiliada, estudiosa del movimiento lésbico latinoamericano, ha publicado diversos ensayos de análisis historiográfico sobre las relaciones del movimiento lésbico-feminista-homosexual. Profesora Investigadora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. 

JUNIO 29 - 19:00 · Traficantes de Sueños · Calle Duque de Alba, 13, 2012 Madrid

Los hombres que se vistieron con faldas porque no pudieron trabajar con pantalones cortos

Fernando Broncano R · 24/6/2017
Cuando llegué a mi universidad actual (UC3M), en el año 2000, descubrí aterrado que mi rector Gregorio Peces Barba había impuesto la norma de que los profesores debían llevar camisa y corbata para sus clases. "Debéis vestir como los padres ante los alumnos", afirmaba. Sospecho que su derrota en las elecciones tuvo que ver mucho con la hartura de la torturante corbata. Estos días de calor imagino que somos muchos varones los que miramos con envidia los vestidos y faldas de las mujeres. Las mujeres comenzaron a usar pantalones pronto en el siglo pasado. Me pregunto si no sería el momento de que se generalizasen rupturas definitivas de las normas de vestimenta. Dado que, según todos los pronósticos del cambio climático, España disfrutará en las próximas décadas de un clima sahariano, sería un buen momento para ir introduciendo cambios en las modas. ¿Recogerá Inditex la idea ofreciendo faldas y chilabas para todos en los próximos años?
...................................................

Los trabajadores cambiaron su vestimenta como signo de protesta. 24/06/2017

http://www.lavanguardia.com/de-moda/moda/20170624/423602457961/pantalon-corto-hombres-faldas-protesta-prohibicion-trabajo.html 

Joey Barge tiene 20 años y es de Reino Unido. Su nombre se está volviendo famoso después de publicar en su Twitter que la empresa para la que trabaja le había enviado a casa porque no podía vestir con pantalones cortos en su lugar de trabajo. Como no estaba de acuerdo con esta decisión, simplemente se puso un vestido y volvió a su puesto.
Sus publicaciones han sido compartidas más de mil veces y todos los usuarios de la plataforma han criticado esta medida sin cesar. Gracias a su protesta, la empresa en la que trabaja ha permitido que los trabajadores acudan en pantalones cortos.


“Cuando aparecí con el vestido me dijeron que mi ropa era muy colorida y que si no quería ir a cambiármela ahora que ya han levantado el veto de los pantalones cortos. Les dije que no, que estaba encantado de quedarme tal cual estaba”, cuenta el joven para el Daily Mail.
Este permiso está limitado, aún así, por las siguientes características: los pantalones cortos deben ser de tres cuartos de longitud y solo pueden llevarlos si son de color azul marino, negro o beige.
Esta protesta no ha sido la única: esta misma semana conductores de la empresa francesa Semitan se han presentado a trabajar con faldas: “Nos parece absurdo que con este calor esté prohibido llevar pantalones cortos, las conductoras pueden acudir al trabajo con faldas”, explican los empleados.


Para ellos es una “injusticia” y un “acto de discriminación” que las mujeres tengan libertad a la hora de escoger su vestimenta en este tipo de circunstancias. Además -relatan los conductores- “cuando estamos sentados conduciendo no se puede ver si llevamos pantalones cortos o largos y sin aire acondicionado llegamos a los 50 grados”.
El director de la compañía de autobuses no ha cedido: “Entendemos que es duro para ellos pero solo son unos días al año. Esta situación no puede justificar el coste extra que supone otorgar a todos los empleados un nuevo uniforme”.

Estos dos casos no son los únicos. Esta misma semana alumnos de una escuela en Devon (Inglaterra), ante la ola de calor y la prohibición de llevar pantalón corto en horario de clase, se han presentado con las faldas que llevan sus compañeras: “Los pantalones cortos no son parte de nuestro uniforme”, explica el director de la escuela, “pero no estamos en contra de hacer un cambio en el futuro”.
A pesar de las explicaciones del director, los alumnos no ceden y esta mañana se han presentado en la escuela vestidos con faldas más de 30 de ellos. La mayoría de los padres han declarado a The Guardian que están orgullosos de la iniciativa de sus hijos.
Nos parece absurdo que con este calor esté prohibido llevar pantalones cortos, las conductoras pueden acudir al trabajo con faldas”
Trabajadores de Semitan

El documental sobre las cloacas de Interior, que no quieren que veas

El documental sobre las cloacas que no quieren que veas
Jaume Roures y Jordi Évole presentan 'Las cloacas de Interior' el próximo miércoles 28 de junio en el Cine Aribau de Barcelona.
Nueve meses de trabajo de investigación y análisis sintetizados en 80 minutos a partir de la trama revelada por Público el año pasado. Gracias a los testimonios exclusivos de Marcelino Martín de Blas (ex jefe de la Unidad de Asuntos Internos), José Oreja (miembro del cuerpo de la Guardia Civil), Jaime Barrado (ex comisario y uno de los policías más condecorados de España) y un alto funcionario del Ministerio del Interior; y, sobre todo, a la investigación de Carlos Enrique Bayo y Patricia López, periodistas de Público, por primera se colocan bajo el foco de la opinión pública un entorno de ilegalidades y corrupción en el seno del Ministerio del Interior
Las cloacas de Interior ofrece un análisis riguroso de los diferentes sumarios en los que se han visto implicados destacados miembros de la cúpula policial y que Público ha contado con rigor.
Con el guión de Jaume Grau y una realización de Andrea Ferrando, bajo la dirección de Jaume Roures, el documental contiene testimonios de gran valor para comprender el alcance de esta mafia policial.
http://www.publico.es/…/documental-cloacas-no-quieren-veas.…


domingo, 25 de junio de 2017

Conversación con Lorenzo Azcona sobre la vida de un músico independiente Sexo, drogas, rock & roll… y precariedad


Lorenzo Azcona, al saxo, durante una actuación en la Sala Costello. / Angela Bautista Palacios (Facebook)
Los conciertos en directo han pasado de tener un IVA del 21% a uno del 10%, un respiro para un gremio muy tocado por la crisis desde hace años. Pero es un pobre alivio. Los músicos que tocan en directo siguen sufriendo una legislación que no se preocupa por ellos, que no entiende que un bolo no es igual en una ciudad o en un pueblo o con un partido de Champions a la misma hora. Y los que llegan a producir y editar su propio disco se las ven y se las desean para vender un ejemplar en un país en el que el “todo gratis” es un hecho, algo asumido, algo cultural.En mayo de hace dos años los músicos que viven (la mayoría sobreviven) del directo se organizaron (concretamente un 20 de mayo) para poner en marcha el “Día sin música”, fecha elegida como protesta por el elevado IVA que sufrían. A pesar de la marcha atrás del gobierno del PP (que no ha afectado al cine), seguimos por debajo de países como Irlanda (9%), Alemania (7%), Grecia (6,5%), Holanda (6%), Bélgica (6%), Francia (5,5%) o Luxemburgo (3%).



“Hablan mucho de los emprendedores pero al poder no le interesa la música en directo, te quiere en casa viendo la tele”
Las cifras siguen siendo deprimentes. Desde el 2008 la bajada de público ha sido del 30% y la recaudación por impuesto de sociedades y seguridad social cayó en 42,3 millones euros. Aun así, se respira mejor que hace dos años. Para Lorenzo Azcona, músico que se ha pasado décadas en la carretera con bandas como Burnig, La Unión, Manolo Tena o Javier Krahe, “se nota cierto respiro, la bajada va a ayudar. Pero las políticas municipales para las actuaciones en director son un desastre. Cada vez ponen mas problemas a los locales. Hablan mucho de los emprendedores, pero al poder no le interesa la música en directo, te quiere en casa viendo la tele. Ponen todas las trabas posibles. Y con la base de cotización que tenemos los músicos para un garito de mierda pagas a la Seguridad Social y punto, todo va a la Tesorería”.
Otro de los problemas de los músicos, de cualquier disciplina, es que no están unidos para luchar por sus derechos. Así lo recuerda Azcona: “Somos un gremio insolidario. Yo he estado con UGT para ver si se movía algo pero al final no se mueve nada. Los de clásica van a lo suyo, las orquestas a lo suyo, los de jazz a lo suyo… Qué menos que la base de cotización sea dependiendo de los ingresos, de las entradas, en cada actuación diferente. Los funcionarios no tienen ni puta idea. Y vete a la Tesorería a que alguien te aclare algo. No sabes si tendrás la pensión mínima u otra. Y te dices: ¿Esto qué es? Los músicos no apretamos, no hay una plataforma. Hay una idea de que todos los derechos que tenemos nos los hemos bajado de Internet. Venga, ¡yo tengo mis derechos! Y no, y nos los están robando. La gente cuenta sus penas en Facebook pero luego no hace nada”.



Caratula disco Lorenzo Azcona
Portada del último disco en solitario de Lorenzo Azcona. / Facebook del músico.
Detrás del glamour de una banda tocando en un garito atestado, de los fans, los pasotes y las juergas en los hoteles existe otra realidad: cargar la furgoneta, los madrugones, los interminables kilómetros en carretera, dormir fuera de tu hogar, salas medio llenas o directamente vacías… Eso también es la música en directo. También hay momentos buenos, claro. “Todo depende de la manera de ser de cada uno”, nos comenta Azcona. “He visto de todo, y yo soy un tío tranquilo. Y por mi generación doy gracias a que me den miedo las jeringas. He perdido amigos que se quedaron ahí. Muchos compañeros, junto a tocar, necesitaban ponerse hasta arriba, follar… el pack. Se ponían la camisa de meter (Risas)”.
Pero detrás de ese mito de sexo, drogas y rock & roll hay otra realidad que pocos conocen: lejos de los días gloriosos en los que las discográficas tenían un edificio entero y hoy se conforman con una sola planta, los músicos tiene que ser sus propios mánagers, road mánagers y promotores. Y encima sin poder dedicarse plenamente a la música, teniendo que trabajar fuera de los escenarios o de la mesa de grabación para sobrevivir. De ahí que tantos excelentes músicos sean profesores de música, mánagers, productores…
Ante la debacle de las discográficas, los que hoy se animan a producirse a sí mismos se enfrentan a un coste de unos 700 euros por 1.000 copias. Es el caso de Lorenzo Azcona, que se ha autoproducido su tercer disco (Soplo de vida). En él han colaborado hasta quince músicos. Lo bueno de estos precarios tiempo es que los músicos mandan en sus propias obras, con la libertad que tiene ser tu propio productor. Lo positivo, dentro de la crisis industrial, es la democratización de la producción musical. “Está muy bien, tiene el punto intimista de trabajar en casa, que está bien”, matiza Azcona. “Pero pierdes el contacto de estar en el estudio, de ver la cara a la gente, de su reacción”.



“Los que hoy tienen 20 años no han comprado un disco en su vida”
En los tiempos en los que la gente escucha toda la música en Youtube o en Spotify, lo realmente sorprendente es que muchos siguen asistiendo a conciertos en directo. Azcona, que el lunes 5 de junio presenta (a las 21.00) su tercer disco en la madrileña sala Galileo, lo confirma: “Va más gente a los locales, pero la crisis sigue igual, muchos piensan que ha terminado y no es verdad, está todo igual. Y luego súmale la idea que tiene la gente del todo gratis. Los conciertos son gratis “porque los pagan los ayuntamientos”. ¿Gratis? ¿Tú no pagas impuestos? Pero si en España la gente se jacta de defraudar a Hacienda y de bajarse todo por la red… No te da tiempo a escuchar todo lo que te bajas y la música pierde valor. Antes ahorrabas para un disco, para esa tienda en la que te conocía el dueño, que te lo reservaba. Y eso era un tesoro. Abrías el vinilo, lo ponías… Los que hoy tienen 20 años no han comprado un disco en su vida”.
Pero a pesar de todo, y de que muchos han tirado la toalla, la música en directo sigue viva. Y los locales y los músicos de vocación siguen insistiendo y convenciéndonos de que la música debe seguir viva y en vivo por muchos años. Que así sea.

Periodismo manso, de JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ |


JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ | Publicado:

Asociación de la Prensa de Madrid
La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) abandona de cuando en cuando su soporífero letargo y regresa al mundo de los vivos. Generalmente lo hace para servir al poder, que es exactamente lo contrario a lo que exigen los principios básicos del periodismo. Así ha sido en su última resurrección, milagro que ha tenido lugar cuando el pasado miércoles lanzó un comunicado en el que “deplora el veto impuesto por Podemos a seis de los periodistas que cubren habitualmente sus actividades, a los que excluyó de una reunión informativa para presentar a los nuevos portavoces estatales del partido”. Se refiere a lo que El País considera su “exclusión” de un encuentro informativo.
No voy a entrar a juzgar si esta exclusión-veto a un desayuno off the record supone, tal y como afirma de forma un tanto melodramática la APM, “una grave limitación de los derechos fundamentales a la libertad de expresión y de información, pilares fundamentales de nuestra democracia”. Y no voy a entrar, porque lo que quiero valorar no es la actitud de Podemos, sino cuán miserables y tendenciosos pueden llegar a ser los comunicados de la institución que nació en el siglo XIX, con ánimo de proporcionar a los periodistas una vivienda digna. Sí, la institución que actualmente organiza la llamada Corrida de la Prensa. La asociación de la prensa mansa.
Miserables y tendenciosos por omisión. Esta es la segunda ocasión en pocos meses que utilizan ese sistema, el comunicado, para sacudir iniciativas de Podemos: en marzo acusaron al partido de Pablo Iglesias de “acosar” a periodistas. ¿Son acaso los podemitas los únicos que en estos tres meses han puesto en peligro, con su actitud bolivariana, “los derechos fundamentales a la libertad de expresión y de información, pilares fundamentales de nuestra democracia”? Los socios de la APM igual piensan que sí.
En ese caso, deberían informarse mejor. En el mes de abril supimos que el presidente de La Razón, Mauricio Casals, y su director, Francisco Marhuenda, reconocían en conversaciones con su consejero delegado Edmundo Rodríguez, uno de los principales investigados en la Operación Lezo por el agujero en el Canal de Isabel II, que se inventaban informaciones para debilitar a Cristina Cifuentes. “Ya nos hemos inventado una cosa para darle una leche”, dicen divertidos en la grabación de la Guardia Civil. La APM calla: al parecer ese estilo de periodismo mafioso no pone en peligro “los derechos fundamentales a la libertad de expresión y de información, pilares fundamentales de nuestra democracia”.
¿Y qué me dice, sin abandonar a la cúpula de La Razón, de la relación que mantenía su director con Ignacio González? El periódico dirigido por Francisco Marhuenda recibió 1,88 millones de euros en publicidad institucional del Canal Isabel II entre 2006 y 2015, más que El País o El Mundo, pese a tener ventas muy inferiores a estos diarios de tirada nacional. Curiosamente Marhuenda contrató a González para escribir dos columnas semanales en su diario por lo que viene siendo el precio de mercado periodístico: el expresidente de la Comunidad de Madrid cobraba 4.500 euros al mes. Normal que escribiese hasta tres días antes de su detención.
¿Qué piensa la APM presidida por Victoria Prego de estas mamandurrias informativas? No lo sabemos. No han publicado ni una triste nota. Imagino que consideran que estas prácticas, dignas de la Camorra, no afectan a “los derechos fundamentales a la libertad de expresión y de información, pilares fundamentales de nuestra democracia”. Estarán esperando al próximo desliz de Podemos para sacar un nuevo comunicado.