jueves, 27 de julio de 2017

El Salvaje Oeste, de AR DelasHeras

Si la vida llega entre sangre, los cambios sociales profundos lo hacen envueltos en confusión. Desorientados, es frecuente que los acojamos con recelo, con una mirada cargada de temores. Nos está pasando ahora con el fenómeno de las redes sociales: una oportunidad de nuevas formas de comunicación, que vemos (o nos hacen ver) solo en su lado más negativo y perturbador.
Evitar perder la oportunidad que tenemos no es labor (por apropiación) de los grandes, sino de los pequeños reafirmando que es nuestro espacio para el encuentro y la conversación. Es decir, para hacer aflorar el potencial de diversidad que contiene la posibilidad de aproximarnos a los otros, para crear incontables corrillos, y que hasta ahora la distancia no nos dejaba.
Deseo que sea de vuestro interés el desarrollo de esta idea en el artículo de fin de semana que os paso.
..................................................................

Un valorado escritor y periodista comentaba esta semana en otro medio que hace seis meses había cerrado su cuenta de Twitter harto de haberse convertido esta plaza virtual en territorio de pistoleros, como los del Salvaje Oeste, imponiendo a gritos su grosería e ignorancia. 27/1/2017

http://www.bez.es/357550225/salvaje-oeste.html

No es infrecuente esta desilusión. Yo, en cambio, persevero en compartir con otras personas la idea de que las redes sociales, y toda la evolución que les espera, es un fenómeno de extraordinaria importancia para la transformación social y cultural de nuestro mundo.
Transitar por esta plaza virtual puede producir la mala impresión de tumultuosos remolinos de concurrentes, guirigay y charlatanería, exhibicionismo, pillería y tipos atronados. Sí, cierto que puede ser la impresión que se imponga, y que hace recelar y huir. Siempre los humanos hemos sentido esta ebullición cuando nos hemos concentrado en gran número en espacios públicos. Atracción y temor, curiosidad y rechazo se mezclan en el ánimo.
Los humanos siempre hemos sentido esta ebullición cuando nos hemos concentrado en gran número en espacios públicos. Atracción y temor, curiosidad y rechazo se mezclan en el ánimo
La mala impresión se agrava por la colocación en la plaza de pantallas gigantes de vídeo que muestran planos cortos de ese espacio. Dicen que tienen la función de advertencia y de seguridad, y por eso muestran lo alarmante que haya. Así que lo negativo se amplifica en estas pantallas y no se ve la normalidad que pueda haber en la plaza. Lo reducido a un corrillo o a un rincón de la plaza adquiere la magnitud de la gran pantalla y reverbera por todas las pantallas que envuelven el lugar.
Por otro lado, los personajes públicos que antes hablaban y se mostraban desde los altos y nobles balcones de los antiguos edificios, ahora han bajado a la plaza y se dirigen a sus seguidores desde tarimas más o menos improvisadas. Como resultado, están mucho más a tiro de cualquier impertinente que a la altura de los respetados balcones. No es de extrañar que algunos se sientan incómodos.
Como tantos otros fenómenos trascendentes, este arranca también de la confusión. Y, aunque pueda parecer absurdo, bajo ese desagradable espectáculo se contienen las condiciones para que emerjan formas nuevas de sociabilidad, de comunicación entre los seres humanos, hasta ahora impedidas por el alejamiento. Y de igual modo que los transportes (desde el camino, la cabalgadura, la rueda… hasta el automóvil y el avión) nos han aproximado y concentrado, ahora la Red multiplica de manera asombrosa esta capacidad de aproximación y encuentro. Por el momento estamos confluyendo.
Bajo un desagradable espectáculo se contienen las condiciones para que emerjan formas nuevas de sociabilidad, de comunicación entre los seres humanos, hasta ahora impedidas por el alejamiento
La plaza no es para los famosos, los poderosos ni para los asociales, aunque pretendan ocuparla. Es para una población amplísima que tiene la posibilidad de otras formas de aproximación entre las personas, de reunirse para la comunicación, de constituir grupos por afinidad y ya no solo por proximidad. La plaza es el espacio ideal para lo pequeño, para el corrillo, para la conversación, y será una fuente de diferencia, perturbadora para lo establecido, ya que, liberados de la distancia, las posibilidades de agrupamiento y de combinaciones son ilimitadas. Y siempre sin olvidar la importancia de lo pequeño, sin obsesionarse por seguir modelos, valores y aspiraciones de lo grande.
La plaza es hoy un solar amplio, polvoriento unas veces, embarrado otras. Queda casi todo por hacer. Para ocuparla y extraer todo su potencial hay que aprender a organizarse en este nuevo espacio, buscar y fijar los protocolos para la sociabilidad, ensayar las formas de conversación… Una labor cultural y educativa, pero imperiosa e irrenunciable, para no dejar pasar esta oportunidad que tenemos delante, pero que quizá no queremos mirar, de iniciar una transformación social de resultados incalculables. Y empecemos para ello cuidando nuestro pequeño grupo, con paciencia y atención de jardinero de bonsáis; aprendamos a conversar en este espacio, pues no nos han enseñado cómo hacerlo; y con el ánimo de saber que lo pequeño en la Red es también abierto.

Antonio Rodríguez de las Heras      @ARdelasH       www.ardelash.es

Catedrático de la Universidad Carlos III de Madrid y director del Instituto de Cultura y Tecnología 
................................................
OTRA COSA:  Gloria Fuertes la poeta de Lavapiés: mujer, lesbiana y pobre
 

El crimen fue en El Bierzo


El crimen fue en El Bierzo. Pero no sólo allí. También fue en Granada donde mataron al poeta. O en Sevilla donde asesinaron a la anciana madre del sindicalista Saturnino Barneto, y dejaron su cadáver pudriéndose durante días en la plaza del Pumarejo para que los rojos supiesen quién mandaba.
El crimen fue por supuesto en Badajoz, en cuya plaza de toros se vivió uno de los mayores genocidios que haya conocido la Historia, y claro, también en Gernika, donde los alemanes exterminaron a la población civil en nombre de un bando que decía estar salvando a España. Sí. El crimen fue en muchos sitios a la vez, y en todos la indignidad hizo presencia, pero en pocos lugares llegó a ser tan canalla y despreciable como en El Bierzo. Concretamente en Ponferrada. Ese municipio leonés en el que la brutalidad y la barbarie acabaron con algo sagrado, en un crimen tan atroz que no debería ser olvidado jamás en la comarca.
Resulta obvio que de un régimen criminal no podía esperarse otra cosa que crímenes, y por eso las fosas que convirtieron a España en un cementerio siguen ahí, gritando en silencio y pidiendo justicia en un país anestesiado. Pero es que lo de Ponferrada resulta atroz incluso para una ideología tan sanguinaria como la franquista, pues allí los falangistas, embriagados de odio y protegidos por la cobarde inmunidad, asesinaron a sangre fría a una mujer embarazada y a su hijo de apenas tres años, cuyos únicos delitos habían sido estar emparentados con el sindicalista Isaac Cabo.
Como sucedió en toda España los nuevos amos al tomar la población hicieron sus listas negras, listas en las que Isaac evidentemente figuraba. Así, fueron varias las noches en que los falangistas asaltaron la casa de ese hombre para asesinarlo. Su mujer, Jerónima Blanco -de apenas 23 años y embarazada de seis meses-, estaba al cuidado del pequeño Fernando, y siempre respondía que su marido no estaba. Cansados de no poder saciar su sed de sangre, una terrible madrugada de agosto, los asesinos rompieron la puerta a culatazos, y sacaron a Jerónima a la calle donde la mataron a tiros sin que ningún vecino se atreviese a interceder por ella. Su hijo corrió peor suerte si cabía, pues ignorando su llanto desconsolado, los falangistas lo lanzaron por los aires disputándose divertidos entre ellos el dar diana en el cuerpo del pequeño, en una especie de macabro juego de tiro al plato que acabó a la vez con la vida y la inocencia de Fernando.
Los cuerpos de esos inocentes fueron abandonados y estuvieron tres días a la intemperie hasta que un hombre logró superar el miedo y los enterró. A Isaac Cabo también le tocaría perder a sus padres y a dos de sus hermanos a manos de los mismos verdugos, pero evidentemente nunca hubo castigo para sus autores. Los años de silencio impuesto por el franquismo no sirvieron para que en El Bierzo se olvidara lo sucedido, y setenta años después gracias a los esfuerzos de familiares y voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, se pudieron exhumar los restos de Jerónima y Fernando. Hoy ambos poseen una calle en León en su memoria, pero en Ponferrada nada recuerda el crimen que sucedió allí en 1936.
Pero no crean que no se ha intentado hacer algo. Ya en 2008 se solicitó la rotulación de una calle para Jerónima Blanco y Fernando Cabo, aunque el alcalde del Partido Popular que gobernaba entonces Ponferrada entendió que aquello no era posible, llegando uno de sus concejales a afirmar que conceder la  calle sería ‘una discriminación con las otras víctimas y con sus familias’. Nada nuevo bajo el Sol desde luego. Pues poco se puede esperar de un partido fundado por franquistas que no parece querer pasar página y superar su pecado original. Aunque ahora, estando de nuevo el PP en el gobierno pero sin mayoría absoluta, estamos en un momento idóneo para sacar adelante la iniciativa. Una iniciativa que no podrá nunca resarcir a las víctimas ni hacer justicia, pero que por lo menos servirá para que los nombres de Jerónima y Fernando no caigan en el olvido. Porque el crimen fue en el Bierzo y eso no debe olvidarse nunca.
.....................................................

OTRA COSA: A veces leo muertos..., de Xosé Manuel Pereiro 


miércoles, 26 de julio de 2017

Rajoy, el primer Presidente Europeo que se sienta en el banquillo por anparar a Ladrones, 26 de Julio

Herminia Garcia Galan    15 de julio a las 14:28 ·



1.- UN HECHO TAN REVELANTE COMO ESTE , Y LA PRENSA DEL PAÍS ESTÁ INTENTADO OBVIAR TRATAR ESTE TEMA...
.................................................

2.- 22/07/2017  Rajoy echa mano de los abogados del PP para preparar su declaración ante la Audiencia Nacional por la Gürtel
El presidente del Gobierno es asesorado por el equipo de Comunicación de Moncloa y el despacho jurídico que defiende al partido en el Gobierno ante su declaración en la Audiencia Nacional.
http://www.publico.es/politica/caso-guertel-pp-recurre-cameron-jospin-justificar-citacion-rajoy-caso-corrupcion-no-excepcional.html
....................................................

Rajoy descarga la responsabilidad en un tesorero que hoy tiene demencia y en Esperanza Aguirre

El presidente asegura desconocer la existencia de una caja B, dice limitarse a la política y atribuye todas las decisiones económicas a Álvaro Lapuerta
Asegura que ordenó a Esperanza Aguirre investigar las irregularidades de Gürtel en Arganda y Majadahonda y que nunca más se preocupó de ello
Bárcenas queda al margen de su relato de responsabilidades. Sobre su SMS al extesorero de "hacemos lo que podemos", Rajoy afirma: "No significa nada"

EN DIRECTO | El presidente contesta durante más de dos horas a las preguntas de abogados y fiscal: "Mis responsabilidades son políticas, no de contabilidad"
........................................................................................

4.- Lo que Rajoy no ha contado en su interrogatorio ante la Audiencia Nacional    26/07/2017 - http://www.eldiario.es/escolar/Rajoy-contado-interrogatorio-Audiencia-Nacional_6_669193085.html

Rajoy no fue un testigo más; se sentó en una silla privilegiada, a la derecha del tribunal, y contó con la inestimable ayuda de dos abogados defensores
........................................................

5.- Estas son las doce preguntas que el juez no ha querido que Rajoy respondiera http://www.publico.es/politica/son-doce-preguntas-juez-no-querido-rajoy-respondiera.html

El presidente del Tribunal, Ángel Hurtado, se mostrado especialmente atento a que ningún letrado formulase preguntas que pudieran incriminar al presidente del Gobierno.

Reino Unido disuelve la 'tapadera' de Rodrigo Rato y expropia sus bienes

La agencia registral británica acaba con Vivaway, matriz internacional del ex vicepresidente
Reino Unido ha forzado al ex director gerente del Fondo Monetario InternacionalRodrigo Rato a disolver su empresa en Londres y expropiará todos los bienes que posea. Así figura ya oficialmente en el Registro Mercantil británico con efectos desde este martes 25 de julio. Companies House, la agencia ejecutiva registral dependiente del Departamento de Empresa del Gobierno británico, ha notificado que Vivaway Limited ha sido «obligada a su disolución», lo que implica que ha incumplido por un período prolongado las normas mercantiles para seguir operando en Reino Unido.
La agencia registral británica ya publicó un primer aviso el pasado diciembre sobre que forzaría su disolución al constatar que Rato, que es actual administrador de Vivaway, no cumplía normas elementales como la presentación de cuentas anuales. En la carta también advertía de que, siguiendo la legislación aplicable a las disoluciones obligatorias, «todos los bienes y derechos adquiridos o depositados serán considerados sin dueño y, en consecuencia, pasarán a pertenecer a la Corona», es decir, al Estado británico. Actúa en aplicación del artículo 1.000 de la Ley de Sociedades británica, que faculta a este organismo a forzar la disolución cuando no ve que reúnan condiciones de operar con normalidad.


El ex presidente de Bankia logró frenar aquel primer peligro de disolución el pasado enero, pero Companies House ha decidido no darle más oportunidades y eliminar Vivaway de las empresas que pueden operar en Reino Unido. Sobre si quedan bienes en Vivaway que puede expropiar ahora Reino Unido, no hay ninguna precisión oficial. Las últimas cuentas correspondientes al ejercicio de 2014 reflejaban un patrimonio de 6,4 millones. Los informes de la Agencia Tributaria y de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil remitidos este año al juez que instruye la investigación a Rato sitúan a Vivaway como una tapadera que actúa como la matriz exterior del imperio de Rato. Es la dueña de Kradonara, con sede en Sotogrande, que a su vez, participa en diversas sociedades del ex ministro.
Vivaway y Kradonara están siendo investigadas desde 2015 por presuntos delitos fiscales y de blanqueo de capitales. La Agencia Tributaria señala en sus informes que «carecen de sustancia económica y tienen como única finalidad velar la realidad (...). Todos los negocios jurídicos que realizan entre ellas son falsos».
Vivaway tenía la sede en el número 7 de la calle de Welbeck en Londres, en un pequeño edificio que servía de sede teórica para más de 40 empresas pantalla propiedad del despacho de abogados británico Trident Trust, especializado en montajes en paraísos fiscales.
Aunque con sede posterior londinense, Vivaway fue fundada en 2001 en el paraíso fiscal de Guernsey cuando Rato era vicepresidente del Gobierno, pero su teórico propietario entonces era su ex cuñado y buen amigo Santiago Alarcó. El informe de la UCO sobre el entramado exterior de Rato asegura que éste compró Vivaway a su ex cuñado en 2006 porque necesitaba una empresa pantalla británica tras ser descubierta una transferencia a España desde sus sociedades en Panamá. Sin embargo, después de comprarla, Alarcó seguía teniendo poderes, según se desprende de los correos que enviaba el propio Rato desde su cuenta oficial del FMI al administrador de Alarcó y de él mismo, Domingo Plazas. Este hecho puede arrojar dudas sobre si Rato pudo tener que ver desde el inicio con Vivaway al tiempo que estaba en el Gobierno. En su declaración judicial, Rato ocultó que había comprado la empresa a su ex cuñado y se limitó a asegurar que el vendedor era «un no residente» en España. Durante estos años, Rato ha confiado la administración de Vivaway al bufete gibraltareño Finsbury, que renunció tras la detención en 2015 del ex ministro.
La UCO asegura que Rato no declaró a Hacienda la existencia de Vivaway ni siquiera en 2012 aprovechando la amnistía fiscal. Lo hizo por primera vez en 2013, obligado por el llamado modelo 720 de declaración de bienes en el exterior. Entonces declaró que Vivaway poseía apenas 1.225 euros, en un dato que contrasta con las cuentas presentadas un año después al Registro Británico. Según la UCO, hasta junio de 2014 Rato transfirió a Kradonara desde Vivaway 7,8 millones, procedentes en un 50% de sus sociedades de Panamá. «Aún hoy se desconoce el origen de los fondos», afirma el informe de la Guardia Civil. Rato ha negado siempre irregularidades y ha atribuido los fondos en sus sociedades panameñas a «origen familiar». El juez instructor, Antonio Serrano-Arnal, dictó el sobreseimiento en el capítulo de blanqueo de capitales al no encontrar pruebas, pero la Fiscalía Anticorrupción recurrió la decisión. En todo caso, Rato sigue siendo investigado por diversos delitos, incluidos los fiscales, y la disolución de su empresa británica muestra que no sólo tiene problemas en España.


martes, 25 de julio de 2017

La asociación unificada de militares propone que sea delito el ensalzamiento de la dictadura


La Asociación unificada de militares españoles (AUME) ha propuesto que se tipifique como nuevo delito el ensalzamiento de la dictadura franquista y de las acciones protagonizadas por los militares que participaron en el golpe de Estado del 18 de julio de 1936. 
Esta asociación considera que existen manifestaciones contrarias a lo que se establece en los artículos 1, 2 y 3 de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura.
Por ello, esta asociación cree necesario tipificar como delito la realización de acciones y/o de manifestaciones por parte de militares, contrarias al reconocimiento general y declaración de ilegitimidad contenidas en la Ley 52/2007, de 26 de diciembre. 
En nombre de los militares españoles al servicio de todos, esta agrupación pide que se adopten las medidas oportunas que respeten estos artículos, eviten que se vuelva a repetir y si se producen, sus autores sean objeto del reproche penal correspondiente.
Según un comunicado de AUME, este hecho viene promovido porque se han conocido recientemente el contenido de órdenes trasladadas y leídas en las unidades del Ejército de Tierra en las que se incluye como efemérides como:
“Orden correspondiente al día 18 de julio de 2.017. En este día de 1.936, oficialmente, se inicia en toda España un alzamiento cívico-militar, en el que participa la mayoría del Ejército. Es un día importante de la historia de nuestra patria que merece ser recordado, para que las generaciones futuras eviten que se produzcan las circunstancias que propiciaron el enfrentamiento bélico. Los pueblos que olvidan su historia están irremisiblemente condenados a repetirla”.
Esta solicitud también encaja con la reciente polémica que ha estallado en Twitter debido a las declaraciones de dos participantes en el programa de Cuatro, First Dates. 'Yo con Franco he vivido mejor que ahora' es una de las célebres frases que se pudieron escuchar en el programa de prime time de la cadena.
Cuatro emitió el pasado 10 de julio una escena de este reality en la que una pareja que ronda los 80 coincidía en su admiración por Franco. Los tuiteros han criticado que se emita esta escena y han comparado la misma situación en Alemania: "No me imagino una cadena de TV en Alemania diciendo que con Hitler se vivía mejor".

La última lección del maestro republicano: presos ávidos de cultura antes de la muerte


http://www.publico.es/politica/carcel-lugo-presos-republicanos.html

Recreación de una celda de la vieja cárcel de Lugo. / FOTO: CARMEN GARCÍA-RODEJA
Hacinados, hambrientos y maltratados, los presos políticos de la vieja cárcel de Lugo le hicieron sitio al saber. En calabozos diseñados para una sola persona, encerraban hasta catorce reos, y aún así hubo espacio para los libros, la poesía y las charlas magistrales que impartían los maestros e intelectuales represaliados durante la Guerra Civil. “Cuando alguien cierra la puerta de una celda, en ese mismo instante está abriendo la libertad de una mente, porque la violencia que se ejerce contra el elemento más universal del ser humano provoca que la imaginación busque otra salida”, afirma el poeta Claudio Rodríguez Fer, cuyo padre dio con sus huesos en el presidio lucense tras el golpe de 1936.

Las puertas de la mente son infinitas e ingobernables, dice el poeta, convencido de que los detenidos “por supuestos delitos de ideas” se fortalecieron en prisión. “Pusieron a trabajar su conciencia para sobrevivir y forjaron una utopía mental en forma de trama política, obra de arte o creación literaria”, añade el hijo de Claudio Rodríguez Rubio, obrero sin estudios, voraz lector autodidacta, técnico molinero cuando lo prendieron. “Ese acto de resistencia explica tanto su supervivencia como su salida con la cabeza alta”.

Algunos, en cambio, no llegaron a pisar la calle. Condenados a muerte, sorprende su capacidad de abstracción, la voluntad de seguir aprendiendo, el cultivo de la razón entre barrotes. “En los libros buscaban una salvación o un porvenir que les estaban negando”, explica Cristina Fiaño, coordinadora de la muestra O vello cárcere de Lugo. Da guerra á posguerra, organizada por el Concello y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que comparte espacio con la exposición artística Dende o panóptico: cada cela unha fiestra. El visitante podrá ver las cartas, las notas, las memorias y los objetos elaborados por los presos, así como la recreación de una celda de la época.

La vida tenía fecha de caducidad. Podían correr los meses o ser cuestión de días. El maestro Gregorio Sanz, en sus memorias Uno de tantos. Cinco años a la sombra (Ediciós do Castro), recuerda cómo los encarcelados “buscaban temas, motivos de discusión, cuanto pudiera servir para deshacer la obligada monotonía de nuestro diario vivir”. En voz baja, los reclusos con más formación dedicaban horas y horas “a sembrar conocimiento, a disipar dudas, a desvanecer supersticiones, a corregir errores de aquellos compañeros, la mayoría semianalfabetos, ávidos de saber”.

El presidente de la Asociación de Maestros Nacionales de UGT rememora las conversaciones sobre arte, filosofía, literatura, leyes o historia, que pretendió truncar la redención por el esfuerzo intelectual, una medida del régimen aprobada en noviembre de 1940 cuyo objetivo de fondo era desactivar a los presos políticos a través de los beneficios penitenciarios mediante el trabajo. “Fue una manera de institucionalizar algo que hasta entonces se había hecho de forma natural y que ahora perseguía desarmar y absorber ideológicamente a los reos. ¿Cómo? Pues a través de la imposición de los saberes que debían circular en prisión y que pasaban por la religión y la doctrina fascista”, añade Fiaño, autora de la investigación O vello cárcere de Lugo (1936-1946), publicada por el cuaderno monográfico Unión Libre.

La lectura como esperanza. El alcalde de Lugo Francisco Lamas, durante su encierro en el Fuerte de San Cristóbal, subrayó profusamente El origen de las especies, de Charles Darwin. Entre las anotaciones que hizo el médico y fundador de las publicaciones Guión y Yunque figuraban las palabras “porvenir” y “sentido optimista del futuro”. El doctor Rafael de Vega Barrera se aferró a libros de temática religiosa —léase ¡Nosotros!… Dejémosle reinar… Él nos salvará—, aunque tanto él como otros republicanos católicos buscaban, según Fiaño, “las palabras del cristianismo primitivo no contaminado por el fascismo”. O sea, un “consuelo espiritual” con el que proclamaban su “inocencia”.

Precisamente a Lamas le pide el concejal Ángel Pérez que le facilite algún libro cuando su vida ya expiraba, pues sería ejecutado en octubre de 1936. Las notas corrían entre los presos, que se intercambiaban los ejemplares entre los muros de la vieja cárcel, adonde habían ido a parar intelectuales de toda la provincia: desde el abogado agrarista Lois Peña Novo hasta el poeta y director del semanario Ahora Avelino López Otero. Algunos, como Ánxel Fole o su hermano Desiderio, fueron confinados en otras prisiones y edificios habilitados a tal efecto.

El paredón también se llevó por delante a profesores como José Ramos López, pues la represión se encarnizó con el cuerpo de maestros nacionales. “Los tenían enfilados por su enseñanza laica”, asegura Carmen García-Rodeja, miembro de la ARMH, quien recuerda que cualquier republicano era susceptible de ser represaliado. “El que no se unía al golpe era declarado rebelde. El objetivo era imponer un estado de terror y, en un país que había estado regenerándose mediante la cultura, los intelectuales fueron machacados”.

Aunque la historiadora María Jesús Souto Blanco ha señalado en sus investigaciones que la mitad de los presos políticos entre 1936 y 1940 se dedicaban a la agricultura y a la ganadería, el porcentaje de maestros es significativo, así como el de políticos y sindicalistas. “Los primeros que caen son las autoridades y quienes ocupaban un cargo”, apunta Fiaño, que se remite a la circular difundida por el general Mola al ejército franquista antes del golpe: “Se tendrá en cuenta que la acción ha de ser en extremo violenta para reducir lo antes posible al enemigo, que es fuerte y bien organizado. Desde luego, serán encarcelados todos los directivos de los partidos políticos, sociedades o sindicatos no afectos al Movimiento, aplicándoles castigos ejemplares a dichos individuos para estrangular los movimientos de rebeldía o huelgas”.

También fueron recluidas muchas mujeres por motivos políticos —catorce en 1936, más de doscientas en 1940—. La mayoría, labradoras represaliadas por su vinculación con los huidos y por servir de apoyo a la guerrilla. Madres, hermanas, hijas y parejas fueron humilladas públicamente y sufrieron los rigores del presidio, donde ingresó Consuelo Alonso, la única ejecutada oficialmente en la provincia durante esos años. “El fascismo ejerció conscientemente la violencia de género: las mataban por sus ideas y porque eran mujeres que tenían ideas”, asegura Rodríguez Fer. “Ellas son las olvidadas dentro de los olvidados, por una cuestión machista y porque eran menos visibles política y socialmente”.

Consuelo era una vendedora de periódicos de Monforte apodada la Comunista. “Pese a ser pobre y madre de cuatro hijos, la detuvieron, la raparon y la sometieron a un consejo de guerra”, explica el poeta y coordinador —junto a Carmen Blanco— de la exposición Vermellas: chamábanlle rojas, que puede verse en la antigua cárcel lucense. “Era una lumpemproletaria que no había cometido ningún acto de resistencia armada, pero fue aniquilada por la maquinaria judicial y militar del Estado fascista. Y, aún así, conservó una rebeldía moral que le llevó a negarse a firmar su sentencia de muerte”.

También pasó por la prisión provincial Enriqueta Otero, maestra y guerrillera condenada a la pena capital en 1946. Aunque logró esquivar la muerte, la militante comunista fue torturada cruelmente. La historiadora García-Rodeja recuerda las penalidades por las que pasaron tanto los familiares como los vecinos que ayudaron a los del monte. “Cualquier atisbo de contestación fue castigado con saña, por lo que el régimen se cebó singularmente con los enlaces del maquis, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial”.
Claudio Rodríguez Rubio y Claudio Rodríguez Fer, en los años setenta. / FOTO: CARMEN BLANCO

En la cárcel florecieron las charlas, las lecturas y otras manifestaciones artísticas. El concejal ribadense José López Ramos construyó maquetas de barcos y monasterios. El albañil monfortino Eusebio Cuesta tallaba el paisaje de su tierra en cajas de madera. El alcalde Francisco Lamas, ya en el Fuerte de San Cristóbal de Pamplona, escribiría cuadernos de geografía, literatura, biología, matemáticas y Estados europeos. Y Antonio Murillo, años después, aprendería solfeo y piano para poder tocar el órgano del penal.

En él, precisamente, se ha inspirado el artista Berio Molina para crear las instalaciones Coro y Órgano, que pueden ser visitadas hasta noviembre en la vieja cárcel de Lugo, trasunto de todas las prisiones franquistas. Allí, en un espacio habilitado para 140 reclusos en el que llegaron a ser confinados casi un millar, hoy se expone la memoria de quienes pagaron con su vida o su libertad la fidelidad a la causa republicana. “La rehabilitación del edificio ha supuesto para los lucenses un descubrimiento, tanto del espacio como de los presos, pues muchos desconocían que sus familiares habían estado encarcelados”, explica la miembro de la ARMH.

“La reforma a cargo de los arquitectos Juan Creus y Covadonga Carrasco, que dio lugar al Centro Cultural O Vello Cárcere, ha sido entendida como un reconocimiento a las víctimas. Además, les ha permitido recuperar su historia, porque antes la represión se ocultaba o se hablaba de ella en voz baja”, asegura García-Rodeja. Cuando era joven, Rodríguez Fer tampoco escuchó nada de aquel tiempo por boca de su padre. No quería colmar el “espíritu justiciero” de su hijo en los estertores del franquismo. Luego, el viejo molinero comenzó a hablar y Claudio, al fin, pudo saber.

“En el peor momento de la historia de Galicia, de España y del mundo, cuando la guerra estaba perdida y cazaban a los comunistas como conejos en el monte, comete la quijotada de afiliarse a un partido tan utópico en un Estado fascista: el PCE”. Corría el año 1940 y Rodríguez Rubio abrazaba de paso el Socorro Rojo Internacional. “Cuando uno está sumido en la distopía, sabe que es el momento preciso de empezar a caminar hacia la utopía”. De aquellas enseñanzas tardías, Claudio destiló poesía: “Padre mío que estuviste en la cárcel: / solidario sea tu numen, / venga a nosotros tu reino sin reyes”. Un padrenuestro laico y antifascista que termina con un “amén, camarada”.

lunes, 24 de julio de 2017

"La agresión policial fue una represalia por nuestro trabajo periodístico"

Los reporteros agredidos por agentes de la Policía en marzo de 2014 consideran "muy grave" la decisión de la Justicia de no investigar si se trata de una vulneración del derecho a la información. ALEJANDRO TORRÚS 24/05/2017 MADRID http://www.publico.es/sociedad/agresion-policial-represalia-nuestro.html
Un agente de la Unidad de Intervención Policial agrede a un periodista. Legal 15-M


Llovía a cántaros. Durante todo el día. Era sábado, 29 de marzo de 2014, y la semana había sido 'movidita'. Apenas siete días antes se había celebrado en Madrid las Marchas de la Dignidad y un joven había perdido un testículo por culpa de una pelota de goma lanzada por la Unidad de Intervención Policial (UIP). Además, dos días antes, el 27, se habían celebrado dos movilizaciones (una por la mañana y otra por la tarde) en defensa de la escuela pública, que estaba en huelga. Y, por último, esa misma semana sindicatos policiales habían sido 'cazados' inventándose pruebas para criminalizar a los detenidos en esas Marchas de la Dignidad.
En ese contexto llegó la manifestación de Jaque al Rey que para sorpresa y decepción de algunos fue un relativo fracaso. La lluvia y las manifestaciones en los días previos habían empujado a muchos ciudadanos a quedarse en casa. Sin embargo, los fotoperiodistas habituales siguieron la protesta. Todo transcurría con relativa calma hasta que se prendió la chispa. Un rifirrafe entre un agente y un ciudadano provoca que el segundo salga corriendo por miedo a sufrir un golpe. Varios agentes de antidisturbios salen detrás. También los fotoperiodistas. Los agentes de la UIP golpean a todo aquel que se acerca y graba los hechos. Hay imágenes de hasta ocho puntos diferentes.
"Claro que los agentes antidisturbios que nos golpearon sabían que éramos periodistas"
La Justicia, tal y como informó Público este miércoles, considera que los golpes a esos periodistas no constituyen un atentado contra la libertad de información. La Audiencia Provincial de Madrid hace suya la versión policial de que los agentes no sabían que las personas a las que golpeaban eran periodistas. Los fotoperiodistas Gabriel Pecot y Juan Ramón Robles son dos de los tres reporteros que se decidieron a denunciar.
"Claro que los agentes antidisturbios que nos golpearon sabían que éramos periodistas. Ellos saben quiénes somos y nosotros sabemos quiénes son ellos. Además la agresión fue al final de la manifestación, cuando ya llevábamos dos horas allí, nos habían identificado y todos llevábamos acreditación de prensa", denuncia en conversación con Público el fotoperiodista Gabriel Pecot, que considera que es "imposible de creer" que los policías no supieran que eran fotoperiodistas. "Creo que se trata de un recurso para descargarse de responsabilidades", prosigue Pecot.
La opinión de Pecot es compartida por Robles. Este fotoperiodista freelance recuerda, además, cómo al día siguiente un alto mando policial, cercano a la UIP, se acercó a él y le preguntó si era Juan Ramón Robles, le aseguró que seguía sus vídeos de cerca y que estaban "muy bien". "Nos tenían fichadísimos. La agresión policial fue una represalia por nuestro trabajo periodístico", denuncia Robles.

"Sensación de indefensión e impunidad"

La sensación de ambos al conocer el auto de la Audiencia Provincial de Madrid ha sido la de la "indefensión". Fueron conscientes de que en aquel momento les estaban pegando por ser periodistas y por filmar en cada manifestación la actuación de los agentes de la UIP y fueron conscientes de que en aquel momento el derecho a la libertad de información había sido quebrado. Esperaban, entonces, que la Justicia reparara esta situación. Error.
Los dos fotoperiodistas pronto comenzaron a sospechar que no sería así. La denuncia fue archivada en un inicio y tras el recurso fue reabierta, pero ya no se acusaba a los policías agresores de un delito sino de una falta de lesiones. Después sólo se pudo identificar a uno de los agentes ya que ninguno llevaba la identificación visible, tal y como marca la Ley, y, además, los mandos policiales mostraron "una nula colaboración" para identificar a los responsables. "Esos señores que nos pegaron siguen ejerciendo su trabajo como si no hubiera pasado nada. Eso provoca una sensación de indefensión e impunidad", denuncia Robles.
Pecot incide en que de los hechos relatados hasta ahora se desprenden tres conclusiones muy graves: la impunidad de los agentes de policía, el socavamiento de la Justicia y, por último, la limitación de los derechos de los ciudadanos. Por partes. Por un lado, la impunidad de los agentes de policía genera más impunidad ya que el mensaje que se manda es que no pasa nada por extralimitarse en sus funciones. Por otro lado, pierden los ciudadanos porque son ellos los que tienen derecho a la libertad de información y, por último, la Justicia ha quedado desacreditada.
"Está grabado desde muchas cámaras. Es una situación muy clara y todo está documentado. La Justicia permite que se limite un derecho fundamental de los ciudadanos, como es el de la información. Creo que esto socava la credibilidad de la Justicia y eso es lo más grave. Es muy preocupante", sentencia el fotoperiodista.


El actual Gobierno cifra el despilfarro en 1.000 millones. El saqueo de Navalcarnero por el PP supera al de Gil en Marbella

24 de marzo de 2017 Carlos Ribagorda
http://www.bez.es/634162247/El-saqueo-de-Navalcarnero-por-el-PP-al-nivel-de-Marbella.html

Imagen del interior de las cuevas de Navalcarnero, donde se han enterrado 30 millones
Imagen del interior de las cuevas de Navalcarnero, donde se han enterrado 30 millones
A una buena parte de los ciudadanos de España no les sonará mucho Navalcarnero, la localidad madrileña de unos 25.000 habitantes que limita con la provincia de Toledo. Casi nadie sabrá quién es Baltasar Santos, alcalde de la ciudad durante los últimos 20 años, hasta las elecciones de 2015. Pero recuerden estos dos nombres porque lo hecho por este dirigente en este pueblo desde 1995 deja en una anécdota lo ocurrido con las 'tarjetas black', Gürtel, Púnica y se asemeja al saqueo de Marbella.
¿Recuerdan el caso de las 'tarjetas black'? Sesenta consejeros y dos presidentes de Caja Madrid gastaron 12 millones durante diez años con las visas opacas, ajenos a Hacienda y mientras la entidad necesitaba un rescate. Parecido es el caso de los cinco ex ejecutivos de NovacaixaGalicia condenados a prisión por adjudicarse 8,9 millones en sobresueldos pese a estar en pérdidas. ¿Y el caso de La Muela? Seguro que recuerdan a María Jesús Pinilla, la alcaldesa de esta ciudad zaragozana condenada a 17 años de cárcel y una multa de diez millones por irregularidades en su gestión que dejaron al pueblo con una deuda de 25 millones
¿25 millones? Navalcarnero debe 220 millones de euros. Un reciente informe de la Cámara de Cuentas regional referido solo a los años 2007 y 2008 -pendiente de aprobación- cifra en 35 millones los gastos sin justificación contractual. Una fuente de la Cámara ha reconocido en privado que es "el informe más duro que he visto nunca". El actual alcalde, José Luis Adell, del PSOE, calcula que el despilfarro durante los 20 años de Gobierno del PP es de mil millones, entre la deuda, los ingresos por venta de suelo e ingresos recurrentes. Los funcionarios del Ayuntamiento de Marbella calcularon el desfalco a la ciudad en 500 millones. Se calcula que el dinero defraudado en Gürtel -Francisco Correa- son 120 millones y en Púnica -Francisco Granados-, 250 millones. 
Baltasar Santos, desaparecido
Aunque no tiene el componente de morbo y farándula que le daba Isabel Pantoja a Marbella, ni el protagonista es alguien famoso como Luis Bárcenas, Francisco Granados o Francisco Correa, lo protagonizado por el ex alcalde popular de la ciudad, Baltasar Santos, durante los veinte años de su gobierno refleja toda una época de dispendio municipal, aliñada con una gran dosis de impunidad. Impunidad incluso actualmente: la Policía municipal ha tenido que dejar en su casa el reciente informe de la Cámara para que haga las alegaciones pertinentes -que, de momento, no ha hecho- porque está desaparecido.
Solo por el caso de un polideportivo pagado y no construido, el perjuicio al Ayuntamiento es de 10,5 millones de euros
Impunidad también judicial, al contrario que en el resto de casos citados. Santos tiene tres querellas pendientes que no avanzan. Primero, por prevaricación, fraude y malversación de caudales públicos en la construcción de un polideportivo. Según un auto del 19 de agosto de 2016, el juez ve indicios de delito en el alcalde -y otros dos funcionarios- por adjudicar la obra a la oferta más barata pero aprobarle luego modificados sin los informes legales necesarios que encarecieron la obra. Según el juez, el Ayuntamiento aprobó pagos de sobrecostes pedidos por la empresa, Constructora Hispánica, de hasta el 80% del coste total pese a que "la obra estaba abandonada".  
Lo más sorprendente es que el juez daba diez días en agosto al fiscal para responder y en marzo nadie sabe qué ha ocurrido con esta querella. "No sabemos nada, no tenemos noticia del fiscal y no nos dicen nada", explican en el Consistorio madrileño. La juez calcula que Santos y los otros dos procesados han causado un perjuicio al Ayuntamiento por 10,5 millones, el dinero abonado a la constructora. El polideportivo no está construido. 
Cuevas
La segunda querella hace referencia a la construcción de unas cuevas bajo la Plaza de Segovia que servirían como reclamo turístico. Tras invertir 30 millones de euros, la realidad es que las cuevas están cerradas -imagen de la derecha- y ha habido varios hundimientos que han puesto en peligro la vida de los vecinos. Además, la obra se hizo sin los informes legales pertinentes, sin proyecto técnico, sin dotación presupuestaria y "sin que se haya seguido el procedimiento establecido para la licitación de contratos", dice el informe de la Cámara regional.  
Como en el caso anterior, el proceso judicial está a la espera del escrito del fiscal. El escrito de calificación de la acusación popular se presentó en noviembre de 2016. La denuncia es de 2011. 
Y hay una tercera querella paralizada. La presentó en abril de 2014 el PSOE -entonces en la oposición- contra Santos, la concejala de Hacienda y la interventora del Ayuntamiento y les acusaba de prevaricación, fraude, malversación de caudales públicos. La denuncia se archivó, pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ordenó reabrir el caso en mayo de 2015, "sin que hasta la fecha se haya ordenado ninguna diligencia ni instrucción", asegura la Cámara. 
Granito, ermita, fontanero...
La lista de irregularidades durante 20 años en este pequeño pueblo de Madrid asusta. El informe de la Cámara describe como algo habitual en este Ayuntamiento la adjudicación de obras a la oferta más barata para luego hacer millonarios modificados al margen de la ley, como el de la Plaza de Toros; se aprobaban presupuestos con ingresos inflados año tras año, que acababan engordando la deuda; una constructora, Consvial, presidida por Felipe Neri, realizó el 90% de las obras -Consvial no ha contestado a la llamada de bez.es-; en definitiva, una "trama corrupta que ha saqueado la ciudad hasta 2015, porque lo del reciente informe de la Cámara es solo una mínima parte de lo que ha pasado aquí en veinte años", asegura Adell, actual alcalde (PSOE). 
En 2006, Baltasar Santos compró por 300.000 euros una parcela de 140 metros cuadrados para construir la ermita de San Millán de la Cogolla. En 2008, sin haber movido un gramo de arena, compró otra parcela al lado por casi 200.000. En total, medio millón de euros y no se ha hecho nada. El terreno sigue calificado como solar sin uso determinado. 
Una de las debilidades del ex alcalde eran las obras de arte y las estatuas de granito, a lo que dedicó más de ocho millones de euros solo entre 2002 y 2011. Una de esas obras, la Santa Cena, la recepcionó en 2014 el propio alcalde y el fontanero municipal. Pagaron 311.000 euros y dieron el visto bueno, pero al año siguiente el artista se la llevó porque estaba defectuosa. Requerida por el actual equipo de Gobierno, el artista ha señalado que todavía falta el trabajo más duro y que tardará unos tres años en entregarla
El granito puebla Navalcarnero. Granito que no está pagado en su totalidad porque todavía se adeuda una parte al proveedor gallego. Pero lo peor es que buena parte de ese granito está abandonado en una parcela municipal, durmiendo el sueño de los justos -en la imagen-. 
Nadie sabe donde está Baltasar Santos, que no ha atendido la llamada de bez.es. Fue expulsado del PP en 2015, que pagó en las urnas su gestión. "Nosotros condenamos su actuación y nos avergüenza que se utilizaran las siglas del PP para hacer estas cosas", asegura Esther Platero, la nueva líder del PP en la ciudad. Santos acudió a las elecciones con otro partido, URCi, y consiguió dos concejales. Recogió el acta en un flamante Jaguar y pocos meses después renunció, al igual que el otro concejal de su formación, María Jesús Neira, ex concejal de Hacienda en la etapa de Gobierno de Santos. Ahora esos dos sillones están vacíos, nadie les ha sustituido. Mientras, Navalcarnero y sus 25.000 habitantes estarán endeudados hasta el próximo siglo.

domingo, 23 de julio de 2017

La realidad de las residencias públicas de Madrid en verano: “Obsoletas y bajo mínimos”

La enfermería alerta sobre la situación que atraviesan las residencias públicas de la región. Por E.B. 19 de julio de 2017 http://www.elboletin.com/noticia/151596/nacional/la-realidad-de-las-residencias-publicas-de-madrid-en-verano:-obsoletas-y-bajo-minimos.html

La muerte de una anciana de 93 años en una residencia pública de la localidad madrileña de Arganda del Rey ha puesto de manifiesto la cara menos conocida de estos centros. Una realidad que se resume en la existencia de plantillas “obsoletas” que están “bajo mínimos” y “que no cumplen, ni de lejos, las recomendaciones que marca la Ley de Dependencia”. Algo que empeora con la llegada del verano.
Así lo denuncia el Sindicato de Enfermería (SATSE), que afirma que se ha convertido en “un lujo encontrar una residencia que cuente, por ejemplo, con dos enfermeras en el turno de noche a pesar de que lo normal es que, en estos casos, cuenten con más de 500 residentes a su cargo”. Esto ha provocado que cuando una trabajadora cae enferma haya tenido que ser “su compañera la que ha tenido que atender a todos los residentes ya que lo normal es que no se cubran las bajas”.
Y esto se debe, entre otras cosas, según SATSE, a que las plantillas “están diseñadas hace más de 20 años”. Esto provoca que residencias que en un principio estaban destinadas a “residentes válidos” (que requieren una mínima atención) continúen con los mismos trabajadores a pesar de que la mayoría sean “no válidos”.
“Es lamentable”, afirma el sindicato, “que tengan que ocurrir hechos” como el fallecimiento de una anciana conocido esta semana, cuya pierna quedó atrapada en la cama y tuvo que ser amputada, “para que se tomen medidas”. No obstante, a pesar ello, desde SATSE vaticinan que el Gobierno de la Comunidad de Madrid que preside Cristina Cifuentes “continuará en la misma línea”. Y viene lo peor.
La “precaria” situación que a lo largo del año atraviesan las residencias públicas madrileñas se agrava en el verano. “Las vacaciones no se cubren y son los propios enfermeros los que deben suplir la falta de sus compañeros”, señala SATSE, que destaca que “las malas condiciones laborales (económicas y profesionales) hacen que casi nadie quiera trabajar en las residencias públicas dependientes de la Consejería de Asuntos Sociales”.
“Los trabajadores que hay dan el máximo de su profesionalidad para paliar la situación, que exige más plantillas ya que las existentes son insuficientes para cubrir los estándares mínimos”, denuncia el Sindicato de Enfermería.
Asimismo este colectivo apunta que la externalización del mantenimiento de las residencias públicas ha provocado también “problemas sanitarios añadidos”, ya que el servicio externo de mantenimiento no soluciona las averías con la urgencia con la que debería hacerlo. De esta manera, los residentes han tenido que soportar altas temperaturas en alguna ocasión por averiarse el aire acondicionado en un fin de semana “y no se ha podido arreglar hasta bien entrada la semana” con el consiguiente peligro de deshidratación.
Para SATSE, es necesario atajar esta situación y hasta que ocurra “anima” a trabajadores y familiares de residentes a denunciar situaciones que crean “inaceptables”
..................................

ADEMÁS: Laura Galaup 18/07/2017. Un enfermero, sobre las residencias de ancianos: "No se puede garantizar una asistencia de calidad. El personal está muy justo" http://www.eldiario.es/sociedad/ancianos-residencias-Comunidad_de_Madrid_0_666334152.html

Un sanitario ha denunciado ante la Fiscalía la falta de personal para atender una urgencia que acabó en la muerte de una mujer en un centro público de mayores
Familiares y trabajadores protestan porque las plantillas no están adaptadas a las nuevas necesidades: residentes con mayor dependencia y de larga estancia
"¿Sabes la impotencia que da querer que traten bien a tu madre y ver que no?", cuenta la hija de un mujer que vive en una residencia concertada

...............................................

OTRA COSA:  Ruda Lunera. Bálsamos y cremas No industriales

Las mentiras de Gernika

http://www.lavanguardia.com/cultura/20170426/422014207076/mentiras-gernika-bombardeo.html 26/04/2017 
  • Las mentiras de Gernika 
  • El profesor Xabier Irujo desvela cómo los regímenes de Franco, Hitler y Mussolini trataron de esconder y minimizar la masacre en la villa vizcaína
  •  
  • Así quedó Gernika tras el bombardeo del 26 de abril de 1937 (Getty Images)


“Yo cruzaba cadáveres de mujeres y niños que habían sido muertos, según huían del pueblo, por las bombas y las ametralladoras de los aviones. ‘Ayes’ de moribundos y agonizantes destrozaban mis oídos. Nunca podré olvidar aquel cuadro trágico en el que una mujer llevaba entre sus brazos a un niñito y lo estrechaba contra su pecho. El niño gritaba: Amatxo, hiltzera noa (Amatxo, voy a morir), y la madre envolviendo a su hijito con los cabellos desgreñados, mientras corría inconscientemente, al azar, le respondía: Ez beldurtu ume; biak hilko gara (No te asustes, hijo, moriremos los dos). Apenas había terminado de hablar la madre, un avión, descendiendo a veinte metros, los ametralló y mató”. Este es solo uno de los testimonios que el 26 de abril de 1937 sobrevivió al bombardeo de Gernika. Xabier Irujo, director del Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Nevada, desmonta las mentiras sobre el indiscriminado ataque en su libro Gernika (CRITICA).
El 26 de abril, el día del ataque, había mercado, como cada lunes, y la villa podía albergar hasta 12.000 personas.
El Gobierno de Euskadi había enviado trenes especiales a fin de abastecer de comida a la masa de refugiados de Bilbao, que sufría los efectos del bloqueo naval. Ello explica la masiva afluencia de gente al mercado. Apenas diez días después del bombardeo la cifra de refugiados en Bilbao se elevó a 150.000 personas y llegó a 250.000, según el cónsul norteamericano en Bilbao, William E. Chapman. En Bilbao había hambre y en Gernika había comida, de modo que se enviaba fundamentalmente a mujeres y niños a comer a estos mercados situados en áreas rurales con abundancia de huertas y campos de siembra.
Gernika, ¿un bombardeo de terror y un experimento de guerra?
Ambas cosas. Mediante este bombardeo se pretendió sellar la guerra en Euskadi pero al mismo tiempo el mando alemán y, en particular el coronel Wolfram von Richthofen, experimentaron en Gernika un nuevo modelo o estrategia de bombardeo consistente en inmovilizar a las víctimas dentro de un anillo de fuego generado por bombas explosivas de gran tamaño y una extraordinaria proporción de bombas incendiarias. No fue éste el único experimento de la Legión Cóndor en general o de Richthofen en particular, quien durante la campaña de Polonia redujo la ciudad mercado de Frampol a cenizas en el curso de otro experimento de guerra.

¿Quién ordenó bombardear Gernika?
Franco. Nadie más podía ordenar un bombardeo sobre una población. Por supuesto, la movilización de 59 aviones, el 20% de la fuerza aérea rebelde en abril de 1937 sobre un único objetivo durante tres horas y media, no pudo pasar inadvertida al general Alfredo Kindelán, jefe del aire del ejército golpista. En este caso, como en las más de 1.000 operaciones de bombardeo ejecutadas en suelo vasco entre julio de 1936 y agosto de 1937, se siguió la cadena de mando y la disposición del artículo tercero de las ordenanzas del aire: la orden de bombardeo sobre poblaciones sólo puede emanar del cuartel general del generalísimo.
¿El ataque a Gernika estaba planeado para el lunes 19 de abril? ¿Por qué se cambió la fecha?
El mal tiempo obligó a los bombarderos rebeldes a quedarse en tierra varios días entre el 12 y el 24 de abril. El día 19, donde no llovió abundantemente pero las nubes eran excesivamente bajas, marcaba el paso de las tres semanas tras las cuales, de acuerdo con los planes de la ofensiva de primavera sobre el frente vasco, caería Bilbao. Coincidía además con una fecha muy importante en el calendario nazi, el 20 de abril era el cumpleaños de Hitler. Pero el día 20 las tropas rebeldes apenas habían avanzado 15 kilómetros hacia el norte y menos de 5 kilómetros hacia el oeste y se hallaban aún a dos meses de alcanzar Bilbao. El bombardeo debía realizarse un lunes, día de mercado, por lo que se aplazó una semana, hasta el día 26.
Nadie más que Franco podía ordenar un bombardeo sobre una población”
Xabier Irujo
Director del Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Nevada
Tomar Bilbao, a la que se había sometido al bloqueo naval, seguía siendo una tarea “difícil y durísima si no se quebranta la moral del enemigo”, según reconoció el general italiano Ettore Bastico.
Bastico, Pinna, Castellani y Velardi entre otros líderes italianos eran seguidores de las doctrinas del domino del aire de Giulio Douhet y conocedores del valor psicológico de los bombardeos como arma de terror tras las campañas de Libia y Abisinia. Pero el mando alemán también creía en este poder y los bombardeos de Varsovia y Rotterdam son buenos ejemplos de ello. Siguiendo esta lógica de golpear fuertemente y quebrar la moral del enemigo, los tres mandos implicados en el bombardeo de Gernika solicitaron la rendición de las fuerzas vascas al gobierno vasco el 27 de abril, inmediatamente después del bombardeo.
¿El pacto de no intervención de las potencias europeas durante la Guerra Civil española fue una “farsa deshonesta”, como dijo el embajador estadounidense en España?
Sí lo fue. De hecho fue la primera gran mentira: “Italia y Alemania no han enviado tropas en apoyo de Franco… son voluntarios”. Acto seguido, se subrayó el papel de estos regímenes en el seno del comité de no-intervención y se negó a la República la compra de armamento. Tal como señaló el reportero británico George L. Steer, cuando el aviador Karl G. Schmidt fue capturado el 4 de enero de 1937 después de que su Junker Ju52 fuese derribado mientras bombardeaba Bilbao, los gudaris que lo apresaron comprobaron que su paracaídas de seda había sido fabricado en Alemania en una fecha interesante: veinticuatro horas antes de la adopción del acuerdo de no intervención por parte de Hitler. Por todo ello, el periodista Claud Cockburn aseguró que no había que creer nada hasta que no fuera oficialmente negado.

Portada del libro 'Gernika', de Xavier Irujo
Portada del libro 'Gernika', de Xavier Irujo (LV)
Entonces, la Guerra Civil española no fue ni civil ni española…
Fue mucho más que una guerra, y mucho más que civil y española. Ninguno de los principales líderes de ambos bandos entendía que fuera una guerra civil y española, un concepto acuñado con evidentes intereses políticos en el seno del comité de no-intervención. El cardenal Gomá expresó con contundencia que aquella era una guerra “por la salvación de Europa”. También Hitler opinaba que aquella era una lucha en la que la intervención alemana había sido masiva y decisiva: “Una cosa es absolutamente segura. La gente dice que fue una intervención divina la que decidió la guerra civil en favor de Franco; quizá sea así, pero no fue una intervención del estilo de las de la Madre de Dios, sino la intervención del general alemán von Richthofen y de las bombas de sus escuadrones que llovían desde el cielo las que decidieron la cuestión”.
Y el escenario bélico español permitió poner a prueba la maquinaria de guerra alemana, partiendo de la base que dirigentes nazis como Göring pensaba que la Segunda Guerra Mundial se libraría y se ganaría en el aire…
No se equivocaba. La Segunda Guerra Mundial se sentenció con dos bombas atómicas. La demostración de este inmenso potencial de la aviación de bombardeo le valió a Göring el título de sucesor de Hitler ampliando notablemente su esfera de poder dentro del Tercer Reich, y algo no menos importante, le permitió multiplicar por cinco su sueldo en muy pocos años gracias a las exhibiciones de potencia de fuego de la Legión Cóndor durante la guerra.

El ataque tenía que ser en lunes, día de mercado, cuando se reunían más de 10.000 personas en Gernika
El ataque tenía que ser en lunes, día de mercado, cuando se reunían más de 10.000 personas en Gernika (Getty Images)
En el bando republicano, en cambio, las autoridades vascas solicitaban a diario que les enviaran cazas. Sin éxito.
Así fue. Del total absoluto de 340 aviones de la aviación rebelde el 17 de abril 1937, incluyendo aquellos que se encontraban en proceso de montaje, el 58% estaba bajo mando directo extranjero y 303 eran de origen alemán o italiano, esto es, un 89%. Frente a esta masa aérea, Bilbao estaba defendido por ocho cazas a principios de abril de 1937 y el campo de aviación de Lamiako en Leioa sufrió 18 bombardeos entre el 6 de abril y el 16 de mayo de 1937. Uno de los telegramas más dramáticos es el del lehendakari Agirre solicitando aviones de caza al president Companys el 9 de abril. Éste, obviamente, tampoco tenía ninguno.
¿Por qué no hay órdenes de bombardeo firmadas por los altos mandos españoles?
Nadie quería firmar éstas y otras órdenes comprometidas. Richthofen describió en su diario cómo Mola se negó a firmar la orden de bombardear una fábrica y cómo le tuvo que obligar a hacerlo. Probablemente ésta fue una de las pocas órdenes de bombardeo que firmó un general en el curso de la guerra. Hay un documento particularmente interesante firmado por Carlo Bossi en Salamanca el 4 de mayo de 1937, días después del bombardeo de Gernika, en el que expresa que “no sería superfluo estar en posesión de la documentación con la que, cuando las circunstancias lo permitan, se pueda desligar por completo nuestra responsabilidad de la del Gobierno Nacional por las masacres del pasado y del porvenir”. Era importante borrar cualquier evidencia documental de la comisión de cualquier tipo de atrocidad. Y a partir del 4 de mayo los partes oficiales de bombardeo italianos pasan a ser completamente genéricos e imprecisos. Los alemanes lo fueron desde un principio.
El lehendakari Agirre solicitó aviones al president Companys pero este tampoco tenía ninguno”
Xabier Irujo
Proyectiles pesados, ametrallamientos aéreos y bombas incendiarias cayendo durante 3 horas, con los aviones volando en círculo para mantener a la población dentro del “perímetro de fuego”…
El bombardeo se llevó a cabo en varias fases. En una primera, un solitario Heinkel He51 en dirección este-oeste bombardeó con seis bombas de 10 kilos el centro urbano. Posteriormente los tres bombarderos de la escuadrilla experimental de von Moreau atacaron el centro urbano y destruyeron el sistema de bombeo de agua y, minutos después, los italianos bombardearon el centro urbano en dirección norte-sur. Esta primera fase provocó que los servicios de emergencia acudieran al centro y que los civiles se protegieran en los refugios, donde a muchos de ellos les aguardaba una muerte segura. En una segunda fase, los cazas y aviones de ataque a tierra ametrallaron y bombardearon en círculo, generando un perímetro de fuego alrededor de la villa y evitando que nadie abandonara Gernika. En una tercera fase, los Junkers Ju52 procedentes de Burgos se acercaron desde el norte, por el mar, sin ser avistados, y también bombardearon el centro. Lanzaron gran cantidad de bombas destructivas de 250 kilos y miles de incendiarias. Tras 100 minutos de ataque, los cazas y los aviones de ataque a tierra volvieron a generar un círculo de fuego durante otros 100 minutos, evitando que las últimas víctimas abandonaran la villa y murieran enterradas bajo los escombros, incineradas o ametralladas.
¿Lo primero que murió en Gernika fue la verdad?
Nunca he compartido esa expresión. En Gernika murieron seres humanos de carne y hueso, como resultado de un experimento de guerra. Aparte de esto, la verdad nunca murió y la historiografía en torno al bombardeo es testigo de ello. La dictadura censuró durante cuarenta años el acceso a la verdad e impuso su verdad oficial o alternativa a la que otorgó el apelativo de “la única verdad”. En suma, el régimen franquista procuró matar y enterrar la verdad, pero no lo logró. Y si se continúa invirtiendo en educación, las labores de investigación que se seguirán realizando en el futuro en torno a ésta y otras atrocidades lograrán que impere la verdad sobre la mentira. La obra ya clásica de Herbert R. Southworth trata en amplitud sobre la mentira franquista y neofranquista en torno al caso Gernika.

Gernika, un bombardeo de terror y un experimento de guerra
Gernika, un bombardeo de terror y un experimento de guerra (Getty Images)
¿Cuántas personas fallecieron en el ataque?
Más de 2.000 personas perdieron la vida en Gernika el 26 de abril. El debate en torno al número de víctimas es una mera cuestión metodológica. Todos los documentos de que disponemos y cincuenta testimonios directos corroboran esta cifra. Todos ellos cumplen los ocho principios básicos para la valoración de las evidencias historiográficas. Estos cincuenta testimonios constituyen el 100% de los testigos directos del bombardeo que dieron a conocer de forma libre y sin coacción un número de víctimas mortales en un momento próximo al tiempo en el que tuvieron lugar los hechos en cuestión, suscribieron un número de víctimas igual o superior al proporcionado por el reportero George Steer (800 víctimas mortales), en línea con la relación de víctimas mortales elaborada por el gobierno de Euskadi. La literatura reduccionista se limita a tildar de “exageraciones” estas cifras sin ningún aporte documental. El caso de la utilización indebida e incluso fraudulenta de fuentes históricas en el caso del refugio de Andra Mari, donde hubo entre 450 y 500 víctimas mortales y se ha pretendido reducir a 45, es un ejemplo evidente de este intento por enterrar la verdad y por hacer desaparecer la memoria de las víctimas.
Las tropas franquistas cercaron Gernika, pero no recuperaron ni identificaron los cuerpos. Lo que hicieron fue borrar cualquier indicio material del bombardeo. ¿Incluso los registros de fallecidos?
Se borró todo, se rasgaron páginas de registros y se tacharon nombres de los libros parroquiales. Pero fundamentalmente, tal como expresaron algunos de los prisioneros de guerra obligados a llevar a cabo las labores de desescombro, cuando encontraban cadáveres los obligaban a continuar trabajando, sin realizar ningún registro. Los cuerpos de las víctimas fueron retirados con el resto de los escombros a los depósitos de despojos. De hecho, las tareas de la primera fase de desescombro de la villa no dieron comienzo hasta el 21 de febrero de 1939, casi dos años después del bombardeo, y el 24 de diciembre de 1941 no se había concluido ni tan siquiera el desescombro del casco antiguo. Tras haber retirado 91.000 m3 de escombro durante más de tres años de trabajo no se registró ni una sola muerte.
Más de 2.000 personas perdieron la vida en Gernika el 26 de abril
Xabier Irujo
Aún así, ni el informe que hicieron Vicente Machimbarrena y J. Miláns del Bosch (ambos miembros del ejército franquista) pudo negar que existió el bombardeo.
Así es. Ni éste ni el informe Estanislao Herrán lograron borrar la verdad. En esencia, Franco ordenó escribir estas dos exposiciones a fin de dotar de carácter “científico” a la versión oficial y sin embargo aún hay autores que citan estos dos informes como si se tratara de fuentes históricas fiables y veraces. La literatura reduccionista o revisionista basa sus versiones de la verdad en documentos que carecen de toda credibilidad, al tiempo que omite o desacredita de forma sistemática los testimonios orales y los documentos producidos por reporteros y observadores internacionales sin el menor aporte documental que lo soporte. Metodológica y éticamente, esto es del todo inapropiado.
¿Franco llegó a vetar una investigación del Comité de No Intervención?
Sí. El 27 de abril el bombardeo ya había saltado a la primera plana de la prensa mundial y se convirtió de inmediato en un tema de enorme calado mediático. Por citar dos ejemplos, The New York Times publicó 63 artículos sobre el bombardeo en los 76 días que separan el 26 de abril del 14 de julio y La Vanguardia publicó un total de 93 artículos sobre el bombardeo en 1937, 72 de ellos antes de que Picasso colgara su magnífico lienzo en la exposición universal de París. Este hecho provocó la mentira franquista y, como reacción a la misma, el lehendakari Agirre pidió una investigación internacional neutral. Franco negó esta posibilidad y tanto Joachim von Ribbentrop como Dino Grandi se encargaron de dinamitar esta iniciativa en el seno del comité de no-intervención esgrimiendo que los muertos en Gernika “ciudad de segunda o tercera importancia” no eran muchos y que, por consiguiente, este hecho no merecía una atención especial.


Vecinos de Gernika, poco después del bombardeo
Vecinos de Gernika, poco después del bombardeo (Getty Images)
Y se instauró la ley del silencio, incluso entre los habitantes de Gernika…
Hablar del bombardeo fue durante mucho tiempo delito. Una anécdota lo ilustra. Un nuevo párroco fue destinado a Gernika tras el bombardeo, encargado de perpetuar la historia del incendio. Un día tras otro el sacerdote repetía desde el púlpito la misma historia a los fieles, muchos de los cuales acudían a diario a misa. Tras un tiempo dos de estas mujeres comentaron al sacerdote en privado que ellos no habían quemado Gernika y que la villa había sido bombardeada. Un día después se presentaron las autoridades ante las puertas de ambas. Allí se les rasuró y se les dio de beber aceite de ricino. Posteriormente fueron paseadas a través de Gernika durante todo un día. Cumplieron una pena de 27 meses en prisión. Así aprendieron a repetir que Gernika había sido pasto de las llamas.
¿Gernika fue un símbolo?
Gernika se convirtió en un símbolo de las libertades y de la democracia a partir del siglo XVIII y, fundamentalmente, tras la Primera Guerra Carlista cuando en 1853 Iparragirre compuso el zortziko Gernikako Arbola, que es un himno para los vascos. Y por constituir tal símbolo ha sido objeto de graves violencias. Cien años antes del bombardeo, bajo el lema del partido liberal “fueros y petróleo”, el general Baldomero Espartero ordenó quemar el roble de Gernika, la Casa de Juntas y el conjunto de la villa, y colocar una inscripción sobre sus ruinas en la que se leyera: “Aquí fue Gernika”. Los símbolos atraen a menudo lo mejor y lo peor de cada pueblo y en consecuencia son objeto de veneración y también de vejación.
Hablar del bombardeo fue durante mucho tiempo delito, incluso en Gernika