jueves, 14 de diciembre de 2017

La ex-capital del Estado Islámico en Siria liberada por las mujeres



La ciudad de Raqqa, ex capital del Estado Islámico en Siria, ha sido completamente liberada. La ciudad es un cuadro de los duros combates y bombardeos. Escombros, destrucción, ruinas. Una ciudad que antes de la guerra contaba con alrededor de 220 mil habitantes y que ahora necesitará de muchos millones de inversión para poder volver a habitarla.
Las YPJ (Unidades de Protección de la Mujer) y la facción femenina de las QSD (Fuerzas Democráticas Sirias) han sido partícipes en primera línea de combate. Unidas, mujeres árabes, kurdas y siriacas, han combatido al mayor grupo extremista religioso del mundo. Para muchas de ellas no fue fácil unirse a las milicias, pues las familias no siempre están de acuerdo. Éste es el caso de la combatiente Azadî, palabra que en kurdo significa “Libertad”, que escogió su nombre cuando se marchó de su casa para unirse a las YPJ en el año 2015. “Mi familia no estaba de acuerdo, me atemorizaban para que no me uniera”. Originaria de la ciudad de Derbiesiye, con sus 19 años ha tomado parte en la operación de Raqqa luchando con su ametralladora BKS. Cayó herida y estuvo durante un mes convaleciente en el hospital de Haseke. Le pregunto si su herida ha tenido secuelas y me contesta: “No tengo dificultades. Me olvido del dolor cuando estoy con las compañeras”. Reconoce que lo más difícil de la guerra es cuando los compañeros caen en batalla y dice: “Cuando cae un compañero sehid (mártir) eso nos enfurece y luchamos aún más fuerte”.


Una batalla de siete meses
La operación de Raqqa ha durado un total de 7 meses. Primero tuvieron que liberar cada pueblo en las inmensas llanuras de Siria. Luego tomaron el punto estratégico de la presa de Tabqa a principios del mes de mayo. Para finalmente llegar a la ciudad y librar una batalla durante 135 días contra un enemigo que tuvo mucho tiempo para preparar la guerra en su propio terreno. Según la combatiente árabe Nîsan, cuando las QSD llegaron a las puertas de la ciudad de Raqqa, el ISIS había preparado un escudo humano de civiles: “Cuando pasamos a los arrabales de la ciudad de Raqqa, Daesh había reunido a los ciudadanos y hecho una barrera con ellos para que cuando nuestras fuerzas llegarán no pudieran abrir fuego”. Según datos del Observatorio Sirio de para los Derechos Humanos, se han contabilizado 3.250 muertos en la batalla de Raqqa, de los cuales 1.330 eran civiles, probablemente ocasionados por los bombardeos de la coalición.
La ciudad por dentro es un laberinto. Túneles kilométricos de varios metros de profundidad, hospitales bajo tierra y cientos de minas colocadas en los lugares más insospechados, como por ejemplo dentro de una caja de paquetes de fideos Un comandante de las YPG una vez me comentó: “En Raqqa tenemos 3.000 enemigos: 1.000 miembros del Daesh y 2.000 minas”.


“Cuando vi a mujeres combatientes, que nos venían a liberar, yo también quise unirme”
Arjin (sobrenombre de combatiente), de 17 años, se ha unido hace 3 meses a las YPJ. Es de Raqqa. Ha vivido 5 años bajo el dominio del Daesh. Recuerda cómo no podía salir a la calle, cómo no podía ir a la escuela. El Estado Islámico raptó a su padre y pidió a la familia 10 millones de liras sirias, aproximadamente 2.000 dólares, para liberarlo. Hasta que la familia pudo conseguir el dinero su padre permaneció encerrado. Arjin recuerda cómo todos sus vecinos se unieron al Daesh para evitar las represalias y la crueldad, pero ella comenta que su familia no quiso unirse, decían que no querían ser partícipes de esa crueldad. Por ello no podían salir de casa y piensa que por eso también raptaron a su padre. Sus vecinos siempre les decían que, siendo árabes y musulmanes, debían unirse.
La combatiente de las QSD, Nîsan, que también participó en la operación de Raqqa, recuerda las historias sobre los mercados de esclavas: “El sistema de Daesh era vender y comprar a las mujeres. Había mercados de mujeres, vendían mujeres ezidis (yezidíes), también mujeres cristianas, tenían un bazar especial para ello.” El precio oscilaba, pero solían valer unas 9.000 liras siras, el mismo precio que una oveja. “Yo me uní a la operación de liberación de Raqqa para luchar por los derechos de las mujeres, aquí no había derechos para las mujeres, las mujeres sólo eran esclavas, las mujeres no podían decir nada, no tenían palabra. He venido para proteger los derechos de las mujeres”.


El objetivo de las YPJ: “Luchar contra la mentalidad del macho dominante”
La combatiente Azadî ha sido destinada a Raqqa para abrir un centro donde las jóvenes de la zona puedan unirse a las milicias. Habla con pasión de su vida en las YPJ y del trabajo que le han destinado a realizar. “Cuando las mujeres ven el trabajo que hacemos, cuando ven la vida que tenemos, ellas también quieren unirse”. Azadî reconoce que algunas de las chicas que llegan para unirse huyen de situaciones de crueldad dentro de las familias, pero que también son las familias las que, a veces, traen a sus hijas para que conozcan a las YPJ y se unan a ellas.
Arjin desea luchar por los derechos de las mujeres árabes. Reconoce que la sociedad árabe es injusta con las mujeres. “En mi sociedad, la mujer es esclava, no tiene derechos, los hombres se comportan con crueldad con las mujeres. Una mujer es igual que unos zapatos para los hombres”. Arjin desea que todas las mujeres árabes se unan a las YPJ para luchar por sus derechos, para aprender la filosofía de las YPJ y poder combatir la mentalidad patriarcal. “Para luchar por la liberación de la mujer tenemos que conocer nuestra sociedad, tenemos que conocer la mentalidad del hombre, conocer la mentalidad del Daesh, conocer el por qué de su crueldad con las mujeres. Cuando lo conocemos lo podemos combatir, y así podemos liberar a las mujeres.”
FUENTE: Sara de Ceano-Vivas /Berria/Traducción: Rojava Azadî
.....................................................

OTRA COSA: Comunidades autogestionadas, un modelo residencial alternativo 




Fuego que abrasa, fuego que mata

https://www.pelotadetrapo.org.ar/2013-09-05-12-30-19/2017/3806-fuego-que-abrasa,-fuego-que-mata.html


Publicado: 14 Junio 2017
Por Claudia Rafael

(APe).- Siguen muriendo como pájaros. Derrumbados violentamente en el inicio de un vuelo hacia la magia, que debiera ser la vida. Ninguno de ellos tendría que estar allí. El lugar de la muerte es definitivo. Eluney, de 2 años; Mía, Zoe y Luana, de 7 cada una. Por una vela incendiaria que paliaba en la casilla de Lanús la falta de electricidad. Gabriel, de apenas 2 y los hermanos Kevin, de 1 y Milagros, tan solo de 3. En una aldea guaraní de Misiones que los incineró a la hora de la siesta. Los mismos 3 años de Agustín, asesinado por un balazo en la espalda, en Lomas de Zamora.
Las cuatro niñas de Villa Diamante, Lanús, fueron atrapadas por las lenguas de un fuego arrasador. Ya no son. Conforman, juntas, entrelazadas -solitas y arrinconadas por el miedo de los instantes previos- esas piezas inolvidables del rompecabezas de la condición humana.
Como Gabriel, Kevin y Milagros, a más de 1100 kilómetros de distancia. En la olvidada aldea Koenjú, de la comunidad Mbya Guaraní. Mientras sus mamás lavaban las ropas en el arroyo cercano.
Tan iguales las muertes. Tan abismales los contextos.
Las niñas de Lanús, en sus casillas frágiles de miserias olvidadas, amontonadas en ese triangulito que representa el 0,1 % de la geografía argentina junto a otros 11 millones de almas trajinantes. Apiñadas malamente mientras la madrugada olvida a los débiles y una vela no alcanza para ver horizonte alguno detrás del túnel pero sí para transformar en cenizas los sueños.
Los niños de Koenjú, con el monte alrededor que cobija del resto del mundo, respiran y cantan otros ritmos. Apenas 35 familias guaraníes en la aldea. Allí donde las casitas de tacuara permiten entrar los hilos de un sol, cuando hay, que abriga apenas en los días fríos. Pero la lluvia obliga al fogón paredes de caña adentro. Para abrigarse, para cocinar. Para pelearle al frío. Esa lluvia que –escribía Horacio Quiroga- persiste “todo el día sin cesar, y al otro, y al siguiente, como si recién comenzara, en la más espantosa humedad de ambiente que sea posible imaginar…”
Agustín también tenía 3 años. Tres velitas. Tres sueños. Otra piecita ausente del rompecabezas de la condición humana. El fuego que le estragó la magia a Agustín era otro. No hace llamas pero tiene la misma crueldad. Mata. Quema de un modo diferente. En un escenario de ferocidad que hila en una trenza fatal a otras víctimas. Las que alguna vez tuvieron 3, 5, 9 pero a las que el poder institucional que decide quién sí y quién no, fue cincelando entre constelaciones de atrocidad. Y crecieron hundidas en el entramado de violencias diseñadas finamente por el estado. Connivente con otros estados paralelos que usan y tiran. “Papá, me duele”, cuentan que dijo el nene de 3 años antes de morir, en Lomas de Zamora.
La vida de Agustín ya no es ni será. En este desierto de utopías en el que valen más las mercancías impuestas por la lógica de mercado y de estado que la argamasa de la ternura, hay muertes diseñadas. Vidas sobrantes. Como las de los dos pibes de 14 y 16 señalados como responsables. Que –sean o no culpables de tan tremenda atrocidad- serán convenientemente servidos en bandeja de plata para fogonear la punibilidad cada vez más temprana.
Fue esa lógica estatal que decidió las fronteras de la pertenencia y la no pertenencia, la que prediseñó las construcciones de vida que pueblan de countries los humedales y apiñan millones en casillas de cartón con iluminación y calefacción a vela o a kerosene. La misma lógica que forjó las llamas en Villa Diamante mientras Edesur, y el estado que connive, había dejado la barriada sin luz desde hacía más de una semana por un transformador nunca reemplazado. “Hay una demanda judicial en curso”, se escudaron los funcionarios del municipio de Lanús. Como si las presentaciones ante la justicia devolvieran respiros. Reanimaran latidos.
Esa lógica de mercado es la misma que desmadra los días de pibes que crecen jugando a la vida y a la muerte, como si matar o morir tuviera regreso, con la violencia tóxica que quema el cerebro. Es esa lógica impune. Que sirve únicamente a los poderosos. Que muerde sólo a los descalzos, como diría Galeano. Que enrola para forjar ejércitos de crueles anónimos, a los que irá quitando sentidos y sensaciones simplemente para alistarlos a su servicio. Y de los que luego se desprenderá sin miramientos.
Para qué tanto sol, tanta abundancia torrencial, toda la vida planetaria, si nos golpea la injusta repartición, si la muerte baja del cielo a los extremos de la tierra, si la pobreza me aleja de las flores y la fiesta, escribió Adoum.
El rompecabezas de la condición humana se está ahuecando de piezas fundamentales. Y los niños se preguntan ¿cuándo es la felicidad?
............................................

OTRA COSA:  Los fieles sólo costean un tercio de los gastos de la Iglesia 


Alberto Fabra y sus consellers sabían que asumían una deuda millonaria al comprar por un euro la empresa de la Fórmula 1

9/12/2017 - Coordinadora 25S
·
La mafia valenciana de los Fabra y compañía, compró la empresa de la Fórmula 1, SABIENDO que era una estafa millonaria para los contribuyentes. Lo harían gratis? https://t.co/aJ1FUTfkPd

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Los presupuestos engañan: las diferencias entre lo que el Gobierno presenta y lo que realmente se gasta

Así es como los presupuestos acaban en papel mojado: desde partidas que crecen un 34% a otras en las que se queda más de un 45% sin gastar
Analizamos la liquidación de los Presupuestos Generales del Estado y sus organismos dependientes para ver en qué políticas se gasta lo que inicialmente se aprueba en el Congreso. 13/11/2017 http://www.eldiario.es/economia/enganan-presupuestos-diferencias-presenta-finalmente_0_701330852.html
Al igual que cada año, el Gobierno presentará los Presupuestos Generales del Estado (PGE): un documento con el que el Ejecutivo explica de dónde saldrán sus ingresos y cómo se gastará el dinero de todos los contribuyentes. 
"Cooperación al desarrollo sube un 12% en 2017" "el presupuesto de la Casa del Rey se mantiene casi congelado", "Sanidad crece un 2,3%". Pero estos titulares son realmente un espejismo ya que se refieren al presupuesto, una previsión, que es algo muy diferente a lo que finalmente se acaba gastando. 
¿Cuánto han cambiado las cifras que presentó el Gobierno de Rajoy en sus presupuestos y lo que finalmente se gastó? eldiario.es ha recopilado los datos de liquidación de los presupuestos generales desde 2012 hasta 2015 publicados por la Intervención General del Estado, dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública. 
Los datos incluyen la liquidación del presupuesto de la Administración General del Estado y sus organismos dependientes (por ejemplo, el Museo de El Prado, el Instituto Carlos III o el Servicio de Empleo Público Estatal). No están incluidos los gastos de la Seguridad Social, que no se publican desglosados por políticas.
La ilusión de los presupuestos aprobados en el Congreso es doble. Primero, porque no tiene por qué ser el presupuesto definitivo. Gracias a créditos extraordinarios, ampliaciones de presupuesto o transferencias internas, el Gobierno puede destinar, por la puerta de atrás, nuevos fondos sin pasar por el Parlamento.
Es el caso de Defensa, que ha visto como su presupuesto creció, a golpe de decreto, más de 8.800 millones de euros entre 2012 y 2015. Una información que han revelado medios como El BOE nuestro de cada día, de la Fundación Civio. 

Así se desvió el presupuesto aprobado de las principales políticas de gasto

Comparación del crédito inicial y definitivo de cada política. No se incluye la ejecución del presupuesto de la Seguridad Social. Datos de liquidación de los PGE de 2012-2015


Pese a estar copiados, no aparecen los cuadros en la parte pública. Ver en el enlace

Sin embargo, los datos anteriores se refieren únicamente a las ampliaciones de presupuesto y no muestran cuál fue el gasto real de cada política. La ejecución (porcentaje del presupuesto que se ha gastado) de cada política señala cuáles son las políticas en las que el Gobierno dejó sin gastar partidas que estaban previstas en los presupuestos.
El siguiente gráfico muestra el porcentaje del presupuesto definitivo –tras ampliaciones y modificaciones– que se quedó sin gastar. Mientras que ejecutó casi todo el presupuesto en deuda pública, subvenciones al transporte, defensa o acceso a la vivienda, dejó de gastar más de un tercio de lo aprobado en industria y energía o investigación y desarrollo.

¿Y qué parte del presupuesto definitivo se quedó sin gastar?

Comparación de los créditos definitivos y el gasto real de cada política. No se incluye la ejecución del presupuesto de la Seguridad Social. Datos de liquidación de los PGE de 2012-2015
El Gobierno de Rajoy gastó 9.000 millones de euros menos en investigación que lo que se comprometió a gastar en los presupuestos aprobados entre 2012 y 2016. La mayoría de este dinero sin gastar corresponde a préstamos y créditos que no se conceden,  según reveló Materia. Un mecanismo que el Ejecutivo ha utilizado para camuflar recortes en I+D.
Tal y como señalan los datos, el Gobierno suele fallar en la previsión que hacen en sus presupuestos que presentan. Justicia, Seguridad Ciudadana, Acceso a la vivienda, Desempleo, o Subvenciones al transporte son las políticas que menos cambios sufren entre el presupuesto inicial y el gasto real.
Por el contrario, muchas otras partidas ven como los fondos aprobados en los presupuestos acaban en papel mojado.

Así te engañaron los presupuestos: diferencia entre el presupuesto aprobado y el gasto real

Comparación de los créditos iniciales aprobados y el gasto real de cada política. No se incluye la ejecución del presupuesto de la Seguridad Social. Datos de liquidación de los PGE de 2012-2015

El Estado solo ha recuperado un 6% de los más de 60.000 millones en ayudas a la banca por el rescate financiero aprobado en 2012. Ni uno solo de esos millones se incluyeron en los presupuestos aprobados en el Congreso. El Gobierno los incluyó, por la puerta de atrás, gracias a un crédito extraordinario.
Así es como la partida de Administración financiera y tributaria, pasó de un presupuesto inicial de 22.300 millones entre 2012 y 2015 a gastar finalmente 82.4000 millones de euros.

El rescate financiero que no se aprobó en los presupuestos

Comparación de los créditos iniciales aprobados y el gasto real de la política "administración financiera y tributaria". Datos de liquidación de los PGE de 2012-2015

Estas diferencias entre lo que se presenta y el gasto real presentan algunas paradojas. Por ejemplo, políticas que en los presupuestos están financiadas con fondos parecidos aunque el gasto real caminó en direcciones opuestas.
Es lo que pasó con Defensa, que acabó duplicando el gasto de Desarrollo e innovación a pesar de que el presupuesto aprobado fue bastante similar entre 2012 y 2015.

La paradoja de los presupuestos: así es como el gasto en Defensa acabó duplicando a I+D+i

Comparación de los créditos iniciales aprobados y el gasto real de cada política. Datos de liquidación de los PGE de 2012-2015

Aunque estos datos se refieren a políticas generales (Sanidad, Educación, Defensa, Desempleo, etc.), el Ministerio de Hacienda también publica la ejecución del presupuesto definitivo -después de ampliaciones o créditos extraordinarios- desglosado por políticas concretas.
Por ejemplo,  ¿en qué nos gastamos el presupuesto de I+D+i? ¿Qué partidas destinadas a ciencia e investigación se ejecutan más y en cuáles se ha dejado de gastar la mayoría del presupuesto?
Los datos de la Intervención señalan como el Gobierno dejó sin gastar más de un 40% de las dos partidas más grandes de I+D+i: investigación básica e investigación en otros sectores. Por el contrario, solo se dejó de gastar el 13% del presupuesto destinado a investigación en defensa.

Así se ejecutaron las distintas partidas de la política de investigación y desarrollo

Comparación de los créditos definitivos y el gasto real de cada partida. Datos de liquidación de los PGE de 2012-2015

¿Cuáles son las políticas concretas en las que el Gobierno ha dejado más presupuesto sin gastar entre 2012 y 2015? Investigación, comarcas mineras, cooperación al desarrollo, recursos hidráulicos o promoción turística, entre las que menos presupuesto ejecutaron.

¿En qué partidas el Gobierno dejó más presupuesto sin gastar?

Porcentaje de ejecución del gasto real frente a los créditos definitivos de cada partida. No se incluye la ejecución del presupuesto de la Seguridad Social. Datos de liquidación de los PGE de 2012-2015

Metodología

Para hacer esta información se recopiló la información presente en los informes de liquidación de los presupuestos generales del Estado y de sus organismos dependientes (agencias estatales, organismos autónomos y organismos públicos) entre los años 2012 y 2015, los últimos publicados. Estos informes, realizados por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), publican la ejecución de gasto a cierre del presupuesto.
La IGAE, sin embargo, no publica la ejecución del presupuesto de la Seguridad Social, así que políticas como "Pensiones", "Gestión de la Seguridad Social" o "Servicios Sociales" no incluyen una parte de sus fondos gestionada a través de esos organismos. La liquidación del presupuesto de la Seguridad Social, en la web del Ministerio de Empleo, no se publica por políticas de gasto.
Tal y como denuncia el proyecto "Dónde van mis impuestos", de la Fundación Civio, la ejecución de los presupuestos se publica con mucho menor nivel de detalle que los PGE y estructurados de manera distinta, lo cual impide cruzarlos con los de ejecución a niveles muy desagregados.


Desear la muerte al hijo de Rufián y amenazar a Errejón, no es delito

Jorge Medina Lopez


La doble vara de medir de la "justicia" de Turkspain.



¿Según el baremo actual, no incita al odio decir al líder de ERC “ojalá maten a tu hijo” o amenazar con echar lejía en la boca al dirigente de Podemos?
iniciativadebate.net
 .........................................................

OTRA COSA:  Las centrales térmicas de carbón matan



La Audiencia Nacional condena a dos años y un día de cárcel a los raperos de La Insurgencia

Marisa Peña y Spanish Revolution han compartido un enlace7 de diciembre
Los fascistas, los ultras del fútbol, los que amenazan y desean la muerte de una alcaldesa, los negacionistas del holocausto, los que enaltecen el franquismo y sus glorias...todos campando a sus anchas. Pero si eres rapero, o twittero o titiritero o criticas el sistema, o eres independentista, entonces, " más dura será la caída".


La Audiencia Nacional les ha condenado a un día más del tiempo de condena…
....................................................


OTRA COSA:  Somos en tanto compartimos


Pres. libro Soñando el Futuro. 14 Dic. 19h 30´ La Fábrica

Cive Pérez ·  12/12/2017
Espero escucharos en directo.


...................................................



OTRA COSA: Los técnicos de Aragón entran en el museo de Lleida para llevarse los bienes de Sijena



martes, 12 de diciembre de 2017

La conexión entre tu coche, tus preservativos y la deforestación en Asia


El incremento de la demanda para fabricar desde condones a guantes y sobre todo ruedas está provocando la tala incontrolada de árboles
A pesar de ser una planta de origen latinoamericano, el 85 por ciento del caucho natural procede del Sudeste Asiático
El aceite de palma está empujando a las plantaciones hacia el norte, poniendo en peligro extensiones de bosque primario que había



Guatemala albergará las Jornadas Latinoamericanas del Caucho
Aunque la principal planta que produce caucho procede del Amazonas, en el Sudeste Asiático ha encontrado las condiciones idóneas de expansión EFE


Desde que tiene memoria, Pak Dahlan, un campesino de la provincia de Riau, en Indonesia, solo recuerda plantaciones de caucho alrededor de la casa de sus padres donde creció y que hoy se ha convertido en su casa. Sus padres, como el resto de los vecinos, eran unos pequeños propietarios que se ganaban el jornal extrayendo la blanca savia de las heveas que crecían en las pocas hectáreas de terreno que tenían y con la que luego producían las láminas de caucho.
Todo cambió en 2003, cuando Pak Dahlan, ya en su cincuentena, recibió una suculenta oferta: cambiar el caucho por el más productivo aceite de palma. "Veía que mis vecinos tenían aceite de palma y ganaban más dinero que yo con el caucho. Así que decidí cambiarlo", asegura el campesino. Y no ha sido el único.
Aunque el Hevea brasiliensis, la principal planta que produce caucho, es natural de la cuenca del Amazonas, ha sido en el Sudeste Asiático donde la industria ha encontrado las condiciones idóneas de expansión y en la actualidad el 85% del caucho natural mundial procede de esta región. Sin embargo, mientras que en la época colonial, cuando el caucho se expandió por los territorios británicos de ultramar, las plantaciones se concentraban en las coordenadas más cercanas al Ecuador, durante las últimas décadas, los esbeltos árboles han migrado paulatinamente hacia regiones más templadas. "El aceite de palma está empujando al caucho hacia el norte", asegura Jefferson M. Fox, investigador del Centro East-West especializado en este árbol.
Y con su migración, han desaparecido también algunos de los bosques tropicales y subtropicales más valiosos de estas regiones que hasta ahora habían quedado a salvo de la expansión de los voraces monocultivos tropicales. Así, entre 2005 y 2010, las plantaciones de este árbol reemplazaron más de 3.000 kilómetros cuadrados de bosques identificados como zonas de alto valor ecológico y áreas protegidas, según un estudio publicado en la revista Global Environmental Change en 2015. " Ha sido bastante sorprendente porque yo esperaba que fuera mayoritariamente por una sustitución de cultivos, no por deforestación de bosques primarios", continúa Fox, quien es además uno de los coautores del informe.
El cambio comenzó en los años 50 del siglo pasado, cuando China desarrolló una variedad de hevea que podía crecer en temperaturas menos cálidas, para poder satisfacer su demanda en plantaciones al sur del país. Desde entonces, otros países han desarrollado sus propias variedades, resistentes a las condiciones climatológicas de cada región. Sin embargo, a pesar de que las plantaciones sobrevivían, su productividad a menudo caía, incrementando la cantidad de suelo necesaria. "El caucho se está plantando en zonas donde no debería estar", asegura Fox.

Un factor determinante: el aumento de la demanda

Pero la competencia con otros cultivos no ha sido la única razón por la que el caucho se ha vuelto cada vez más amenazante para los bosques subtropicales. Así el látex que se obtiene de la hevea es utilizado para una multitud de usos, desde la fabricación de guantes y preservativos, a globos o incluso colchones. Pero ha sido nuestra creciente movilización la que ha hecho aumentar dramáticamente la demanda de esta materia prima: entre un 50 y un 70% del caucho natural, según diferentes fuentes, es utilizado para la fabricación de neumáticos.
Las previsiones apuntan además a que la demanda de caucho, fundamentalmente natural, ya que el sintético es menos resistente y versátil, seguirá aumentado durante los próximos años, lo que incrementará la presión sobre las selvas asiáticas.
"Estimamos que entre 4,3 y 8,5 millones adicionales de hectáreas son necesarias para dar respuesta a la demanda proyectada para 2024", asegura otro estudio también publicado en 2015.
"Parece probable que esto ocurra a expensas de [áreas de ] bosque natural, ya que es la tendencia que hemos visto en décadas recientes en el Sudeste Asiático", asegura a eldiario.es Eleanor Warren-Thomas, investigadora de la Escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad de East Anglia y autora del estudio.

Camboya, el paradigma de la voracidad del caucho

En 2010, el parque nacional de Virachey, en la provincia camboyana de Ratanakiri, era considerado una de las pocas zonas vírgenes que quedaban en el país. Situado en la frontera con Laos y Vietnam, el espacio estaba protegido por ley debido a su alto valor ecológico, pero la tala ilegal había hecho mella en las ricas laderas del parque que cada vez se veían más desnudas.
En 2011, fue, sin embargo, el propio gobierno el que aprobó una concesión para plantaciones de caucho dentro de las lindes del espacio protegido, confirmando la apuesta del gobierno por este cultivo a expensas de sus bosques. "Camboya ha sido el país más afectado por la expansión del caucho", asegura Fox.
Según el World Resources Institute, Camboya fue el país del mundo en el que la tasa de deforestación se incrementó más rápidamente entre 2001 y 2014, y la premura se debió en buena parte a las plantaciones de caucho. Así, según la organización, la deforestación en el país ha ido a la par con las fluctuaciones en el precio del mercado global de caucho. "Sabemos que a largo plazo, un incremento de los precios lleva a una expansión de las plantaciones", confirma, por su parte, Eleanor Warren-Thomas.

¿Son posibles los cultivos sostenibles de caucho?

Sin embargo, el caucho puede cultivarse potencialmente de forma más sostenible. Así la hevea es un cultivo que se integra bien en la llamada agrosilvicultura, un sistema en el que se integran diversos tipos de especies de plantas junto a animales en una misma área productiva y que son medioambientalmente más sostenibles que los monocultivos. Warren-Thomas pone como ejemplo a Indonesia, el segundo productor mundial de caucho tras Tailandia, donde se cultiva mayoritariamente en este tipo de plantación "que tiene la estructura de un bosque secundario".
"Los agrobosques de caucho en Indonesia son muy importantes para la conservación de la biodiversidad y ha habido grandes esfuerzos para que no se convirtieran en monocultivos", asegura la investigadora.
El caucho también ha sido una importante fuente de ingresos para comunidades pobres en la región, especialmente en Tailandia, Malasia e Indonesia, donde es cultivado mayoritariamente por pequeños agricultores como hacía la familia de Pak Dahlan.
"Hay indicios que muestran que la producción en esta escala conlleva beneficios económicos, social y medioambientales a largo plazo", asegura la organización Global Witness, que ha denunciado en varios informes los impactos de esta industria, especialmente en Camboya.

Empresas empiezan a luchar contra la deforestación

Como tantas otras industrias, la industria del caucho se enfrenta ahora a la necesidad de mejorar sus prácticas para satisfacer una demanda cada vez más concienciada a nivel social y medioambiental. Así,en 2016, el grupo Michelin, el mayor fabricante de neumáticos del mundo, adoptó una política de deforestación cero, mientras que General Motors se comprometió este año a comprar sólo neumáticos sostenibles.
Pero con una demanda en constante aumento y la competencia de otras industrias que también intentan evitar ser asociadas con deforestación, la sostenibilidad del caucho puede parecer un objetivo utópico. "No sabemos si es posible satisfacer la demanda futura de caucho natural sin deforestación y se necesitan urgentemente estudios para comprender esto", dice Warren-Thomas. "Si las plantaciones de aceite de palma se restringen a zonas no bosquosas dentro de la RSPO, la demanda para el caucho se desplazará a otra parte", continúa.
Algunos, sin embargo, se plantean recuperar los árboles de savia blanca. Pak Dahlan echa de menos las antiguas plantaciones de caucho que le daban menos dinero, pero también menos quebraderos de cabeza que el aceite de palma. "Cuando llegó el aceite de palma, empezó a haber incendios también en la región", asegura. "Si el caucho estuviera mejor pagado, lo habría mantenido".
................................................

OTRA COSA: No es saludable estar bien Adaptado a una Sociedad profundamente Enferma




Criminalización del bien


El Gobierno español lleva a cabo desde hace años una construcción de la solidaridad como algo malo, incluso ridículo. El ejemplo de Maleno es solo el último.
lamarea.com


Un centenar de penalistas carga contra el proceso de Maza y Lamela contra los independentistas

Más de 100 catedráticos y Profesores de Derecho Penal de universidades españolas consideran que la actuación de la Fiscalía General del Estado -dirigida por José Manuel Maza hasta su muerte el sábado- y de la titular del Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional (AN), Carmen Lamela, ha originado “general repulsa y seria preocupación en los medios jurídicos españoles”.
EUROPA PRESS, Barcelona   23/11/2017


Más de 100 catedráticos y Profesores de Derecho Penal de universidades españolas consideran que la actuación de la Fiscalía General del Estado…
.........................................................

OTRA COSA: Hacienda vende por 8.000 euros uno de los yacimientos del paleolítico más importantes de Galicia



El Congreso se ampara en la Ley de Secretos Oficiales para no informar sobre los policías implicados en la muerte de García Caparrós

El PP se parapeta tras la Ley de Secretos Oficiales para ocultar información sobre la muerte de García Caparrós en 1977 - María Serrano 22/11/2017 - Sevilla


"Manuel García Caparrós es una de las 2.663 víctimas de la Transición, por violencia política entre heridos, muertos y hospitalizados desde el final de la dictadura hasta 1983. El 4 de diciembre de 1977 moría asesinado este joven manifestante por un disparo al aire son tan solo 19 años de edad. Hoy aquel espacio, una esquina de la Alameda de Colón, ha sido declarado lugar de la memoria por el gobierno Andaluz. Su asesinato ha quedado impune. Al igual que las actas, escondidas pocos meses después del crimen."

lunes, 11 de diciembre de 2017

El Estado pone a la venta un 7% de Bankia, valorado en unos 840 millones

Comienzan a malvender Bankia tras haberla rescatado con dinero público (¡nuestro dinero!).
Es la venta a trozos del Estado. La lógica de socializar las pérdidas y privatizar las ganancias: https://t.co/BUksfHQQsr

La colocación, que se hará entre inversores institucionales, se cerrará previsiblemente antes de la apertura de la Bolsa de mañana

............................................

OTRA COSA  Sequía «Vannos sacar do mapa de Galicia para poñernos no de Castela»

 


¿Qué haremos con el tiempo libre que nos dejarán los robots?

AR DelasHeras ·  Con mucho gusto he participado en las cuestiones que Isabel Valdés plantea en este reportaje en El País sobre "¿Qué haremos con el tiempo libre que nos dejarán los robots?"
...........................................................
¿Y si la automatización nos ofreciese un mundo en el que trabajar solo un par de horas al día? ¿Qué haríamos con el resto? El panorama apunta a una crisis de identidad y un profundo cambio educativo y social 1 SEP 2017     https://elpais.com/elpais/2017/08/23/talento_digital/1503489856_850481.html

A Elena no la levantaría ningún despertador, dejaría que su cuerpo decidiese, haría café cada mañana y se sentaría a desayunar sin mirar media docena de veces la hora. Manuela piensa y cree que moriría del aburrimiento. Daniel pedalearía cada tarde, iría al mercado y no al súper, terminaría una lista de pueblos que lleva intentando visitar ocho años. Pilar se mudaría de piso, se tumbaría en el sofá durante la siesta para ver series y aprendería a tocar el violín. Carolina se prepararía para un Iron Man. Juanma y Sofía harían un calendario semanal de teatro, cine y museos, pintarían las paredes del salón, serían padres. Noelia entra en pánico ante la idea de no tener nada que hacer. Alejandra cambiaría de trabajo o montaría una web de no sabe qué.
¿Y si no tuviésemos que trabajar más de un par de horas al día? ¿Qué haríamos con esa cantidad importante y poco habitual de tiempo libre? La respuesta automática suele ser aquello que se tiene ganas de hacer en ese instante y no se puede, aficiones abandonadas, deseos de un imaginario común: viajar, leer, ir al cine, al teatro, a conciertos, hacer más deporte, aprender a cocinar-tocar un instrumento-bailar-tejer… Son ideas instintivas que surgen dentro de un contexto en el que lo común es tener poco tiempo disponible. Si la respuesta es meditada, se vuelve mucho más ambigua, se llena de frases como "no sé" o "tendría que pensarlo mucho".
Ese extraño escenario, que ahora parece lejano y del que solo se pueden hacer conjeturas, podría materializarse en algún momento si las previsiones sobre la cuarta revolución industrial (o revolución robótica) se cumplen, si la tendencia continúa y los androides empiezan a hacerse cargo de algunos de los trabajos del ser humano, total o parcialmente, como ya ha empezado a ocurrir; el pasado enero, por ejemplo, la aseguradora japonesa Fukoku Mutual Life sustituyó a 34 de sus empleados en oficinas por un sistema de inteligencia artificial basado en el IBM Watson Explorer (una plataforma de análisis de contenido a partir de datos).






¿Qué haremos con el tiempo libre que nos dejarán los robots?

Según el último informe anual de la Federación Internacional de Robótica (de 2016 con datos de 2015), actualmente hay en el mundo entre 1,5 y 1,75 millones de robots activos. Una cifra que habrá crecido, como viene haciendo durante los últimos años, en las estadísticas que ese mismo organismo publicará en septiembre y que ya lleva un tiempo ocupando la agenda de organismos internacionales.
Empieza a haber muchas y muy variadas previsiones de cifras para los empleos que se destruirán o los que se crearán: el Foro de Davos calcula que esta cuarta revolución industrial acabará con más de 5 millones de puestos de trabajo en los 15 países más industrializados del mundo de aquí a 2020, la OCDE estima que solo en España, el 12% de los trabajadores podrían ser sustituidos a corto plazo por robots, mientras, la Unión Europea calcula que solo la Inteligencia Artificial hará nacer casi un millón de empleos nuevos.




PARTICIPA EN LA ENCUESTA


La iniciativa REIsearch, con apoyo de la Unión Europea, está realizando una encuesta a todos los ciudadanos europeos para conocer su opinión sobre el impacto de la tecnología en aspectos como la economía, el trabajo, las esfera pública y la vida privada. Puedes participar en esta iniciativa pinchando en este enlace. Los resultados de esta campaña de encuestas serán presentados a la Comisión Europea.
Sin embargo, es muy escasa la literatura en la que se hable del tiempo libre que dejará ese cambio, de los cambios sociales que acarreará y ni hablar de fechas probables en las que eso podría ocurrir. Aunque sí empieza a haber interés por adentrarse más allá de la economía en este futuro que parece inevitable: la iniciativa REIsearch, lanzada el pasado año con apoyo de la Unión Europea y la Comisión Europea, está haciendo una encuesta a todos los ciudadanos europeos para conocer su opinión sobre el impacto de la tecnología en aspectos como la economía, el trabajo, las esfera pública y la vida privada.
Antonio Rodríguez de las Heras, catedrático de la Universidad Carlos III de Madrid y director del Instituto de Cultura y Tecnología de esa misma institución, reflexiona precisamente sobre cómo estamos observando ese cambio de paradigma desde un punto de vista puramente económico y de alteración en los puestos de trabajo y en el tipo de profesiones: “Pero lo que nos espera de la robotización es una agudización de la crisis cultural que ya estamos viviendo y que va a alterar profundamente las estructuras”.
Si cualquiera se frota las manos hoy cuando escucha la palabra "libranza" o "vacaciones" es porque la sociedad está siendo educada, desde hace décadas, para la producción, para ser rentable y para contribuir al statu quo del actual sistema capitalista. "Nadie sabe qué haría cada individuo con ese tiempo, pero la cuestión va más allá de ir tres días al cine en vez de uno", apunta Rodríguez de las Heras.  Aquí, algunas de las claves de ese "más allá", que no forma parte por el momento del debate informativo, centrado en cifras, porcentajes y términos de coste y beneficio y que está lleno de incertidumbre. "Hay muy poca previsión y muy poca creatividad en cuanto a los escenarios posibles", puntualiza. Para él, no se trata de anunciar cual profetas o especular de forma apocalíptica, sino de reflexionar: "Estamos trivializando la robotización, que es un fenómeno capilar que va a ir entrando, a veces, de forma invisible, y que es mucho, mucho más profundo".

¿Estamos preparados para tener mucho más tiempo libre?

Un sí al unísono podría esperarse como respuesta obvia a esta pregunta. El tiempo es, probablemente, la magnitud de la que cualquiera quiere más, la que la humanidad siempre ha ansiado (y ansía) con más fuerza. En la realidad que Andrew Niccol dibujó en In Time, la película protagonizada por Justin Timberlake en 2011, los seres humanos han dejado de envejecer, sin embargo, cuando cumplen 25 años se activa una cuenta atrás que les dará un año más de vida; durante esos 12 meses, deben empezar a ganar tiempo: si el reloj digital que se dibuja en sus antebrazos llega al cero, mueren. Luchan, sudan, sufren y matan por conseguir segundos en lo que podría ser una metáfora distópica del mundo occidental.
Como en aquel filme, el concepto de ocio, y por tanto el de trabajo, se alterarían mucho bajo esta hipótesis. Aunque antes de eso, el historiador Rutger Bregman (Westerschouwen, Holanda, 1988), cree necesario "repensar qué es trabajo": "Hoy, millones de personas hacen trabajos que creen que carecen de sentido —están enviando correos electrónicos o escribiendo informes que nadie lee—. Creo que debemos trabajar menos, para que podamos hacer más , para vivir una vida rica y significativa". Una idea que enlaza con una idea que también da Rodríguez de las Heras: "El trabajo se consideró un castigo hasta que el sistema económico consiguió darle la vuelta y sublimarlo hasta el punto de reclamarlo. Trabajo y más trabajo para que el sistema siga funcionando como buenos consumidores".
Y el horizonte de ocio trastocaría el modelo actual por completo, según el catedrático: "Actualmente se nos quita lo único que somos, tiempo, hay una alienación tan sublimada por la hiperactividad que podría decirse que vacía a las personas, las deja sin capacidad reflexiva. ¿Cómo vamos a enfrentarnos a ocho horas libres diariamente?". Para Bregman, viendo el contexto actual, se puede: "Si comparamos diferentes países, en realidad son aquellos con las semanas de trabajo más cortas donde la gente dedica más tiempo a cuidar a los ancianos, los voluntarios trabajan y participan en sus comunidades locales. Son los países con las semanas de trabajo más largas donde la gente ve más televisión, no se puede hacer mucho más si estás cansado después de horas y horas en una oficina aburrida".



La sociedad está educada para la producción, para ser rentable y para contribuir al statu quo del actual sistema capitalista
La doctora Núria Codina, profesora de la Universidad de Barcelona y especialista en Psicología Social y Ocio y Gestión del Tiempo, apunta por el contrario a que la sociedad no está educada para el uso y la gestión del tiempo: "Es el bien más escaso y más democrático y no se valora". Y se pregunta, además, si ese futuro tiempo de "no trabajo" será realmente "tiempo libre": "Probablemente se nos mantendrá ocupados. En esta línea posiblemente tome fuerza una modalidad de ocio, conocida entre los especialistas como 'ocio serio', que es aquello a lo que la persona se dedica procurando realizar la actividad cada vez mejor (idiomas, aprendizaje de instrumentos, disciplinas que requieren horas de práctica para desarrollarse bien...)".

¿Y las estructuras?

Los poderes públicos, que viven pegados a la solución inmediata de los problemas inmediatos, no se han parado a pensar en el problema del tiempo más allá de las consecuencias en sus estadísticas de población activa. Codina cree que solo adoptarán medidas en el momento en el que se manifiesten problemas sociales: "Problemas que pueden venir por parte de aquellos que no sepan qué hacer con su tiempo".
Para Bregman, la disposición o no de las grandes estructuras para este cambio no es del todo importante: "El cambio real nunca comienza con las grandes potencias políticas o económicas, comienza en los márgenes de la sociedad". El historiador recuerda cómo cada hito de la civilización (la democracia, el fin de la esclavitud, el estado de bienestar) fue alguna vez una fantasía utópica. "Siempre comienza con alguien que es desechado (por las grandes potencias) como irracional y poco realista. La tarea de los intelectuales es hacer realista lo irreal, hacer inevitable lo imposible". Y añade una frase de Óscar Wilde: "El progreso es la realización de utopía".





El tiempo es una de las magnitudes más ansiadas por el ser humano.
El tiempo es una de las magnitudes más ansiadas por el ser humano.

Rodríguez, además, apunta a un cambio que ya se está produciendo y que podría calar del todo si hubiese más momentos para la reflexión: un mundo donde no hay púlpitos ni balcones sino corrillos y reuniones en las calles. "Los grandes poderes ya están viendo que esa plaza, que antes les miraba a ellos, ha dejado de hacerlo y se ha puesto a hablar. Es una forma de organización que nos cuesta trabajo entender ahora por la falta de referencias cercanas, pero necesaria". Para el catedrático, esta es una situación amplificada por la sociedad en red: "Da la palabra a los que, hasta ahora, solo podían escuchar. Es lo más revolucionario". Y frente a eso, asegura, ese intento de desprestigiar estos movimientos "alegando que solo se dicen idioteces, trivialidades, que son un peligro…".
Más tiempo, más reflexión, más revolución contra lo establecido. Algo que, por otra parte y según Gabriela Vargas-Cetina, profesora de Antropología en la Universidad Autónoma de Yucatán (México) y autora del artículo Tiempo y poder: la antropología del tiempo, el poder intentará coartar: "Son ellos (poderes políticos y económicos) quienes están promoviendo los cambios en las formas de empleo y trabajo que nos llevarán a un mundo cada vez más desigual en términos del disfrute del tiempo libre".

Pararse y darse cuenta o la crisis de identidad

Como cada periodo de cambio en la historia, las preguntas se acumulan respecto al futuro y a veces se repiten. La filósofa y política Hannah Arendt, en los años 50, ya se preguntaba qué ocurriría si el trabajo diese tanto tiempo libre como para que la gente se dedicase a otras actividades. "Y decía que no hay ninguna que cree tanta identidad como el trabajo", arguye José Francisco Durán, profesor de sociología de la Universidad de Vigo. En aquel momento, las horas que el periodo laboral dejaban vacías la sociedad las dedicaba a realizarse, sobre todo, socialmente.

A lo largo de la historia, los cambios han generado las mismas dudas, y las mismas preguntas en una sociedad que siempre se ve amenazada ante la incertidumbre.  
A lo largo de la historia, los cambios han generado las mismas dudas, y las mismas preguntas en una sociedad que siempre se ve amenazada ante la incertidumbre. Archivo Nacional de Estados Unidos



"Ahora es tiempo de consumo, de puro entretenimiento, y eso tiene problemas para crear identidad a largo plazo". La anomia, que Émile Durkheim introdujo en La división del trabajo social (1893), es la palabra que Durán elige para este futuro hipotético. "Aunque ya se da hoy en día. Es ese estado en el que hay una incapacidad para encajar la sociedad con el individuo y este no siente interés por hacer nada, no está motivado, ni para sí mismo ni para los demás". Según el profesor, hoy las motivaciones vienen principalmente del ámbito del consumo, lo que hace que tengan que generarse nuevas de forma continua: "No hay un proceso vital de largo recorrido, todo es nuevo y pasa rápido. Eso crea un estado anómico que repercute en una crisis de identidad".
La vacuidad a la que alude Durán puede derivar, a veces, en supuestos negativos. Gabriela Vargas-Cetina alude a las situaciones de "reconocimiento interno y exclusión" que pueden darse alrededor de esa creación de identidad: "Muchas veces quedan en el borde del totalitarismo". En un mundo como el actual, con repuntes de los movimientos ultraderechistas, ese tiempo libre podría acabar usándose, según Vargas-Cetina, en expresar ese resentimiento. "Nos estamos enfrentando a una crisis identitaria en el sentido de un reforzamiento de las identidades grupales como formas totalitarias de identidad".

Todos los que que renunciaron a sus sueños porque pensaban que tenían que ganarse la vida, podrían lanzarse a cumplirlos. Rutger Bregman




De forma constante, la sociedad se remite a movimientos pasados para preveer los futuros; en muchos casos con una carga mesiánica importante. "Y es un modelo totalmente desajustado. Sabemos que el cambio vendrá, y lo hará poco a poco y calando profundamente, y cuando llegue, el ser humano se dará cuenta de que nunca antes había tenido tiempo para reflexionar y se dará cuenta de las lagunas inmensas que tiene", arguye el catedrático Antonio Rodríguez de las Heras. Habla de nuevos malestares previos a un cambio social muy profundo del que no saldrá un líder, sino un movimiento más atomizado y global que, según Bregman, debe pasar no solo por prepararse para una nueva identidad, sino superar la verdadera crisis de esta, que se está dando ahora.
Apunta el historiador holandés a que cerca de un tercio de la mano de obra moderna está actualmente atrapada en un trabajo que encuentra inútil. Y asegura que no habla de agricultores, enfermeras o profesores, sino de abogados, banqueros y consultores: "Todos los que que renunciaron a sus sueños porque pensaban que tenían que ganarse la vida. Es una de las grandes tragedias de nuestro tiempo: estamos desperdiciando una cantidad increíble de energía, ambición e inteligencia con todas esas personas inteligentes que trabajan en algo que no aporta nada de valor. O incluso peor (en el caso del sector financiero) que lo destruyen". Para Bregman no es una coincidencia que los que trabajan en este área, a menudo, terminen con agotamiento o depresión: "La verdadera crisis de identidad de nuestros tiempos".

Adiós, educación actual

Para que ese cambio de paradigma tenga lugar, todos coinciden en un punto clave: la educación, ahora enrocada en el afán por alienar y adoctrinar en los valores de la productividad, la rentabilidad y el futuro económico sostenible bajo los criterios de la jerarquía de la oferta y la demanda. Para la antropóloga Vargas-Cetina, desde las estructuras hegemónicas de poder y el status quo, los cambios nos están llevando de una educación más crítica a una más técnica, donde las ciencias sociales, las artes y las humanidades son relegadas. "Visto desde un futuro mejor para todos, deberíamos tener más arte, más crítica, más ciencias sociales y más herramientas que nos ayuden a entender por qué la técnica nunca es 'solamente' una aplicación de las cosas, sino la implementación de una cierta filosofía".




Hacerse con el control de la educación es formar el mundo que tú quieres. Antonio Rodríguez de las Heras
En 2015, la reforma educativa española (LOMCE) redujo la asignatura de Filosofía en las aulas de manera significativa; en aquel momento, profesores y expertos se levantaron y arguyeron que la materia llevaba años siendo maltratada. Aquel fue solo un ejemplo más del escaso interés que la política —al fin y al cabo quien tiene en su mano la palanca de mando— tiene por inculcar el amor a la sabiduría. "Los grandes poderes, tanto nacionales como supranacionales, fomentan una educación vinculada directamente al trabajo; y la otra forma que han entendido hasta ahora ha estado vinculada al tema de la ciudadanía, pero eso sí, con valores superfluos y débiles", subraya Durán.
Rodríguez de las Heras también se encamina hacia ahí: "La educación siempre es revolucionaria o contrarrevolucionaria, por eso se disputa continuamente. Todos queremos en nuestra mano el mando para mover o contener el mundo y hacerse con la educación es formar el mundo que tú quieres". El catedrático coloca la educación como la protagonista única de un cambio que habrá de darse en cada individuo y que lo prepare frente a la indefensión y la vulnerabilidad que supondría este futurible. "Disponer de tiempo, al principio, nos deja indefensos frente a la invasión que supone el entretenimiento, una especie de sonajero sin trasfondo".

Los grandes poderes, tanto nacionales como supranacionales, fomentan una educación vinculada directamente al trabajo. José Francisco Durán




Preparar a las personas para ser cultos, aprender a observar el mundo, discernir lo que sucede tras lo que es contado, alejar el trabajo como única realización personal, bajarle los humos al éxito profesional como indicador de felicidad... Un indicador que, probablemente, dejaría más en pañales que al resto a aquellos saturados de títulos, cargos y honores laborales. Rodríguez apunta a quienes tienen un nivel sociocultural más alto como los más afectados: "Su proceso educativo ha sido extraordinariamente transformador, una horma muy fuerte para que ser una pieza de relojería en la maquina social, por tanto, ahí puede producirse un derrumbamiento". Aunque asegura que el daño y las perturbaciones pueden ser muy dispares. "Los efectos de ese posible escenario va a darnos sorpresas, no son nada predecibles".
Nùria Codina suma una arista más a las hipótesis que podrían darse: no solo un cambio educativo es "esencial", sino que habría que introducir expertos en gestión del tiempo y el ocio. "No se trata solo de ocupar el tiempo, lo óptimo es invertirlo en aquello que realmente aporte el desarrollo psicosocial de la persona. Y aquí es importante destacar que algunas escuelas desarrollan experiencias piloto en las que el contenido académico se imparte a partir del ocio; unas experiencias que aportan innovación y nos preparan para otro modelo de enseñanza".

Poderoso caballero es Don dinero

Para asegurar un cambio positivo en lo que podrían ser las escuelas del futuro, Bregman, autor de Utopía para realistas, apunta hacia la renta básica garantizada como puntal para que las nuevas generaciones se dediquen más a seguir lo que desean y no lo que deben: "Los padres a menudo dicen a sus hijos 'aseguraos de estudiar algo que tenga un buen sueldo'. El resultado es que muchos jóvenes no estudian artes, música, danza, historia o filosofía, porque tienen miedo de no ganar suficiente". Si supieran que esa parte está cubierta, las decisiones de millones de personas, según el historiador, empezarían a ser otras.




Con una renta básica garantizada, por primera vez en la historia, todos serían verdaderamente libres. Rutger Bregman
Por eso cree en la absoluta necesidad de adquirir ese nuevo derecho: "Es crucial que demos a todos la libertad de decidir por sí mismos qué quieren hacer con su vida. Sería el mayor logro del capitalismo y de la socialdemocracia". Por primera vez en la historia, todos y no solo los ricos, podrían decir "no" a un trabajo que no quieren hacer. "Por primera vez en la historia, todos serían verdaderamente libres".

Bienvenida de nuevo, cultura

Dentro de esa educación renovada, sin duda para los expertos, la cultura se posicionaría en cabeza. "La educación y la cultura se desmembraron la una de la otra hace tiempo y eso creó una anomalía en el cociente educativo y cultural", anota Rodríguez de las Heras, aludiendo a una divergencia que ha generado carencias inmensas en el desarrollo de las personas. "Si vuelven a integrarse, aquellas cosas que ahora pueden incluso molestar, como la pintura o la escritura creativa, se recuperarán". El catedrático está convencido de que este tipo de habilidades, ahora pertenecientes al mundo del tiempo libre de cada uno, tendrán un renacimiento: "Ese ocio llevará a aquello que te han robado porque no cabía durante el tiempo laboral impuesto".
Aunque, como en el resto de sectores, la cultura deberá atravesar un proceso de cambio que ofrezca respuestas y satisfaga las necesidades (que se antojan más profundas) del nuevo público. Unos espectadores que, en su mayoría y por el momento, "consumen cultura". El profesor Durán explica que, aunque ahora existe un afán cultural enorme, es solo un especie de espejismo del afán por el entretenimiento "enfocado a recuperar fuerzas para volver a trabajar". Sin embargo, afirma, debería ser algo que permitiese ser mejor moralmente, tener más capacidad y mejores herramientas para comprender el mundo: "El entretenimiento convierte a las personas en la masa, mientras que la cultura pasa por apreciar lo que se experimenta, por cultivarlo. Solo entonces se es más libre".




Según los expertos, el tiempo libre podría traer un renacimiento de las habilidades creativas que ahora están constreñidas a meras aficiones.
Según los expertos, el tiempo libre podría traer un renacimiento de las habilidades creativas que ahora están constreñidas a meras aficiones.

Para todo lo anterior hay matices: la situación no sería igual en India que en Australia, ni sería lo mismo para aquellos con profesiones vocacionales que mecánicas, ni creativas que burocráticas. Pero parece claro que, en un mundo en el que nos han enseñado a ser eficientes operarios del sistema, habría que aprender, de nuevo y casi de cero, a vivir. Bregman está convencido de que millones de personas podrán dedicar más tiempo a cosas que creen que son realmente valiosas —siempre y cuando se cumpliese la premisa de la renta básica garantizada—: "De repente todo el mundo podría pasar a un trabajo diferente, una ciudad diferente y comenzar una nueva empresa. Aunque, obviamente, no sabemos con certeza lo que ocurrirá".
Por el momento, es difícil hacerse a la idea de un mundo en el que trabajar ocupara una parte mínima del tiempo; por el momento hay que volar, tener cinco brazos y dos agendas, rezar porque el transporte público sea puntual o no haya atasco, porque no se bloquee el ordenador o no caiga ninguna de las redes que son el puente de contacto con el resto del mundo; por el momento, el mundo es una carrerita en bucle entre el coyote y el correcaminos. El tiempo, claro, es el coyote y nosotros el correcaminos. 

Pistas para el futuro incierto

Incertidumbre
Hacer previsiones es siempre complicado desde el punto de vista sociológico. Los efectos de ese posible escenario son, según los expertos, poco predecibles y podrían dar sorpresas.
Educación
En un mundo en el que el trabajo no fuera el punto central de la rutina sería necesario un cambio educativo que acentuara la filosofía, la ética y las disciplinas creativas.
Reflexión
Una sociedad con más tiempo para la reflexión podría producir cambios profundos en los ámbitos de poder, políticos o económicos.
Trabajo
Algunos expertos hablan de casi un tercio de trabajadores en empleos que les parecen inútiles. Este nuevo escenario podría acarrear un aumento de profesiones vocacionales, relacionadas sobre todo con las artes y la creatividad.
Cultura
La cultura deberá atravesar un proceso de cambio que ofrezca respuestas y satisfaga las necesidades (que se antojan más profundas) del nuevo público.
Renta básica
Expertos como Rutger Bregman, autor de Utopía para realistas, apunta hacia la renta básica garantizada como puntal para que las nuevas generaciones se dediquen más a seguir lo que desean.
Ocio
Podría tomar fuerza una modalidad de ocio, conocida entre los especialistas como 'ocio serio', que es aquello a lo que la persona se dedica procurando realizar la actividad cada vez mejor (idiomas, aprendizaje de instrumentos, disciplinas que requieren horas de práctica para desarrollarse bien...).
..................................................

OTRA COSA: Teleoperadora, por Joaquín Ortega Herrera -