jueves, 24 de enero de 2013

SEGUIMOS


 “Quien no espera lo inesperado, no llegará a encontrarlo” (Heráclito)

Decía Tinbergen que el ser humano es la única especie capaz de asesinar en masa. El único incapaz de adaptarse a su propia sociedad.  Algunos, sin embargo, han dejado a un lado su inseguridad, su codicia y su egoísmo dando luz a una esperanza que se gestaba en muchos de nosotros desde hace tiempo. Han surgido mentes libres y valientes en busca de su propio camino.
Los que catalogan al 15M de modo parcial e insuficiente es porque, por tendenciosidad, cobardía o ingenuidad  se posicionan del lado de la fuerza bruta. No es el PP quien nos gobierna. No hay oposición ni izquierda ni derecha ni partidos políticos alternativos. Todos son mercenarios que obedecen a un poder superior que nos controla y esclaviza. 

A todos aquellos que hacen de su deseo de dejar de vivir la tragedia de la sumisión y el conformismo su filosofía de vida: ¡BRAVO! 

Blanche


Desde que surgió el 15M, allá por el 15 de mayo de 2011 (aunque hasta meses después no se acuñó esta denominación), he visto miles de actitudes despectivas hacia sus simpatizantes y/o integrantes. Algunas tremendamente divertidas. Cosas como que gracias al 15M el PP tiene mayoría absoluta o que una cúpula de ultraderecha dirigía el movimiento «en la sombra» para desbancar definitivamente a la izquierda de este país (yo me sigo preguntando qué izquierda había que desbancar). Y en el otro extremo, los otros que diría Amenábar, estaban los que decían que el 15M era un grupo de terroristas de la izquierda abertzale que simpatizaba con ETA. Del 15M se ha criticado TODO: su ineficiencia, su insuficiencia, su dispersión, su negativa a tener representación parlamentaria, su querencia a abarcar todas las injusticias, incluso las que no vemos aquí («es que protestan hasta por lo que pasa en Siria»), su localismo ("es que se quedan en los problemas de su barrio"), se ha puesto en duda hasta su higiene en Aquellos Maravillosos Años de acampada. La incoherencia de los que no han asimilado ni de lejos el espíritu del 15M, aunque de primeras lo consideraran una tabla de salvación para su partido concreto y/o intereses particularísimos, es ilimitada y además se expande. Como el universo y la estulticia. Parece que es difícil de entender por una gran mayoría que en este país construido en bloques (dos) pueda surgir y mantenerse a flote un movimiento social apartidista, (que no apolítico) con pretensiones mundanas muy claras. Un movimiento ciudadano cuyo espíritu no es aprehensible dentro de este sistema de valores y con la cabeza cuadrada de los que se afilian a ideas obsoletas, de izquierda, derecha o de centro lateral. El 15M no estalló para apoyar a la izquierda (repito: qué izquierda), ni para desbancarla, estalló como consecuencia de una situación socioeconómica y moral INSOSTENIBLE, a la par que VERGONZOSA. Y germinó y sigue creciendo en los márgenes como flor de asfalto. Y en este momento, ahora, y a pesar de las falacias y las conspparanoias de unos y otros, el 15M sigue (porque sigue la estafa) y se mantiene gracias al trabajo tantas veces invisible, no reconocido e impagable de una minoría indignada que no se cansa de repetir que somos ciudadanos de primera y que exigimos una democracia real. 

Por todo eso Perroflautas del mundo también continúa como un espacio de resistencia con el espíritu del 15M intacto.  

Sue

8 comentarios:

Justo dijo...

Bra-vo!!
Ánimo perroflautas!

Caminante dijo...

Gracias por estar ahí, y por recordarnos el porqué de este blog

PAQUITA

Reyes dijo...

Me alegra mucho percibir esta fuerza.
Larga vida al espíritu que alienta la lucha.
Mientras tanto,seguimos asistiendo al desarrollo de la corrupción como la única forma de poder en este país.
Eso sí que es pensamiento único.
Y me preocupa que ésa sea la única forma de hacer política en España.
Debe ser que el pueblo es o demasiado tonto o demasiado utópico,puesto que no se hacen sillas para que gobiernen los que inician cosas nuevas como el 15M y aparentemente están inspirados por la equidad y el deseo de justicia social.
Yo sigo pateándome las calles cuando toca,y toca siempre;yo sigo recordando aquel 15 de Mayo con una emoción tremenda.
Pero no tengo energía para esperar resultados.
Ahora que el movimiento ciudadano ya se desarrolló,me gustaría saber que tiene algunos efectos más aparte de las anémicas y falsarias leyes de desahucio.
Cambió la conciencia social,sí;pero para qué.
Hacia dónde vamos.
...
Muy bello texto,por otra parte.
Abrazos.

Sue dijo...

Como me dijo un "aguerrido" (vaya piropo, eh) perroflauta una vez "este país, en general, no se merece un 15M" y estoy totalmente de acuerdo.
Sin embargo, eso no significa que no vayamos a continuar. Cansados, pero no derrotados.

Aquí me quedaré... dijo...

Hola Sue.
Te sigo desde hace mucho tiempo.
En casa también somos 15M,
perroflautas, tomalaplaza y demás "zarandajas" como dirían muchos. Los jovenes más activos que los que ya tenemos algo más de edad.
España estaba muerta, la gente joven atontá o eso me parecía.Cuando vi que no era así, me sentí muy feliz. Muy viva. Pase lo que pase todo es diferente desde entonces, pese a quien pese.

En Sol hubo errores importantes.

1º Se olvidó los lugares pequeños alejados de las ciudades como Madrid o Barcelona.

2º Que hubo mucha gente que se quiso aprovechar para su lucimiento personal lo sabemos las dos y no precisamente los más jovenes.

3ºDesgraciadamente se influyó en el voto. La petición de no votar, tan discutida en Sol, llegó a todos los rincones del país y se dejó la puerta abierta, en parte, a lo que estamos viviendo en alcaldías, comunidades y gobierno central.
Seamos realistas...

Ellos, la derecha ultraderecha que millones de personas creían desaparecida, asomó sus afiladas uñas y nos vistieron el país de azul. No por votar más, ellos votan siempre.

Se entendió mal el mensaje de miles y miles de votantes y o no votaron o eligieron el cambio al entender que los unos y otros eran iguales y no lo son. No lo son.

¿Qué hubiera sucedido si en vez de no votar, se hubiera pedido la votación masiva a otros partidos de la hoy oposición? Estoy segura que nos hubieramos sorprendido de la fuerza 15M.
Aclaro que no pertenezco a ningún partido. Nunca he pertenecido ni perteneceré. Me guía el bien común nada más y nada menos.

Ahí seguimos, luchando y orgullosos de hacerlo.


El otro día contesté en blog, no recuerdo su nombre y lo lamento, podría enviarte el enlace.
El título de la entrada ¿Qué hay de lo mío? Gente mayor y de esa izquierda caduca y vieja a la que nada importa por tener asegurada, economicamente, su vida.
En parte se ridiculizaba el movimiento 15M por su ingenuidad y contesté.

Perdona la extensión de mi respuesta y perdona si hay algún error.

No decaigas.

Un abrazo

Sue dijo...

Ahí me quedaré, el principal error del 15M es que son/somos personas humanas. El mensaje no era no votar, sino reflexionar antes del voto. Si no sabemos reflexionar, no saldremos adelante.
Yo no creo que el Psoe lo hubiera hecho mejor y a parte merecía la derrota. Aunque, por supuesto, el PP no se merecía la victoria. Ninguno se merecía un mísero voto.

Y el 15M lo sabe.

Un saludo.

No decairemos.

Sue dijo...

Quise decir:

"aparte" y "decaeremos".

PUÑETERAS FALTAS.

mateosantamarta dijo...

Me alegro de que continúe este blog. Es verdad que yo ya casi no publico. De todos modos el alma siempre fuiste tú, Sue. Enhorabuena y adelante. Las luchas nunca fueron fáciles. Un abrazo.