viernes, 22 de octubre de 2021

Capacidades de control que tenemos para una transición a una economía y sociedad organizada por la inteligencia artificial, de Fernando Broncano

 Fernando Broncano R   17/9/21

De mi diario de ayer: escucho en el Círculo a la Secretaria de Estado para la estrategia de inteligencia artificial enumerar los niveles de conciencia del Gobierno acerca del problema, escucho a los compañeros de mesa, escucho (otra vez) un discurso sobre la modernidad, las identidades líquidas y la racionalidad, ..., estoy allí pero no estoy allí del todo y digo que el problema no es metafísico, ni ético, sino una cuestión de las capacidades de control que tenemos para una transición a una economía y sociedad organizada por la inteligencia artificial, una transición que es tan rápida y angustiosa como el cambio climático. Querría decir, pero mis compañeros no me han dejado tiempo, que el impacto no será de coches autónomos que atropellen viejecitas sino de una sociedad dual de gente parada y gente con trabajos de mierda (los trabajos de la clase media son los que van previsiblemente a desaparecer y crecerán los de limpieza, asistencia, etc.... siempre externalizados y cada vez más precarios), que lo de que las máquinas sustituyen el trabajo humano es un cuento chino, que ni China es ya capaz de domar a los tigres de las grandes plataformas que se han creado,...., pero no llego a decir nada de esto porque no tengo tiempo ni ganas. No estoy allí del todo, tengo en la cabeza "Existiríamos el mar" de Belén Gopegui, que me he leído en el tren, y que me ha hecho pensar en Fredric Jameson y su famosa frase "es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo", que Mark Fisher, aceleracionista, casi determinista, convierte en el hilo de su "realismo capitalista", y me digo que no, que es fácil imaginar el fin del capitalismo, que lo difícil es imaginarnos a nosotros mismos saliendo de la identidad capitalista que nos ha calado hasta los huesos, imaginarnos en nuestras contradicciones aceptando la necesidad de lazos, de amistades y fraternidades, de acciones y omisiones, salir de la confusión que tenemos entre causalidades y casualidades,... en fin, estoy en otro lado más en lo artificial que en la inteligencia.

Inteligencia artificial al servicio de tus jefes. Introd. de Fernando Broncano

 Fernando Broncano R

Disculpad que insista sobre el tema. Sé que muchos de quienes me leéis estáis ya en la jubilación o etapas finales del trabajo, pero las cuestiones de la inteligencia artificial son cada vez más perentorias y no van solo por las líneas que le gusta a la gente de filosofía pero a vuestros hijos y nietos sí les va a afectar este tsunami. Una de las principales aplicaciones, muchas de ellas ya en marcha, van a estar orientadas al control del trabajo y del acceso a los puestos de trabajo. Está mal que lo diga yo, pero en esto de la inteligencia artificial necesitamos menos filósofos y más sindicalistas. Y, bueno, que la gente de filosofía comience a pensar más en cómo funcionan de hecho estos sistemas en la vida real.
Tengo ya un considerable número de textos de ética de la inteligencia artificial, y el entorno laboral parece ser que no es un problema ético (o se toca superficialmente).


La industria que desarrolla inteligencia artificial para entornos laborales crece y se desarrolla a grandes pasos. Principalmente se utiliza para contratar, organizar, vigilar empleados y predecir rendimiento. Mientras la automatización de la producción y el trabajo de plataformas se han debatido y politizado, es necesario analizar cómo las tecnologías de datos y la gestión algorítmica afectan al resto de trabajadoras

“Sonó el teléfono y se despertó. Emmanuel respiró hondo y redujo la negritud de su voz a 1,5 puntos en una escala del 1 al 10. ‘Buenos días, ¿cómo está? Sí, sí, llamé hace poco para preguntar por el estado de mi solicitud de empleo. Vale, de acuerdo, muy bien. Me alegro mucho. Ahí estaré. Que tenga usted un muy buen día’”. Este es el comienzo del relato “Los cinco de Finkelstein”, uno de los que componen Friday Black, el libro de cuentos publicado por Nana Kwame Adjei-Brenyah en 2018. En esta historia, la negritud de las personas es un factor que aparece reflejado en una escala que puede ver todo el mundo y que está asociado a la peligrosidad y la delincuencia en un Estados Unidos distópico que no suena tan lejano. Emmanuel debe controlar el nivel de su negritud constantemente a través de su ropa, de su tono de voz, o de su actitud a la hora de hablar, como acabamos de leer. A pesar de que el protagonista presenta un grado de negritud bajo cuando acude a la entrevista de trabajo en una tienda de un centro comercial, en la empresa le informan de que finalmente no le van a contratar porque ya han cumplido el cupo de inclusión de minorías estipulado.

En otro futuro no muy lejano, en un dos mil veintipico en el que todo lo digital está mediado por Google, incluido el acceso al trabajo, Olga y Mateo deciden escribir una carta a modo de solicitud de empleo para tratar de hackear, mediante el uso del lenguaje filosófico y literario, apelando a la ‘humanidad’ de la máquina, a las inteligencias artificiales supeditadas a Google que median entre las personas y el mundo laboral. Esta carta es, en realidad el cuerpo de la novela Quédate este día y esta noche conmigo, publicada por Belén Gopegui en 2017.

Estos dos ejemplos de ficción no están tan lejos de la realidad que plantean los sistemas basados en aprendizaje automático aplicados a distintas esferas del mundo laboral, que van desde la selección de perfiles para la contratación hasta el control y la organización de la plantilla. Desde 2017 Facebook ha permitido a las empresas dirigir anuncios de ofertas de empleo a determinados perfiles permitiendo elegir entre variables como la edad, el género o la etnia. Existen modelos predictivos dedicados a ‘cazar talentos’, como el del software Entelo, que calculan la probabilidad de que alguien abandone su puesto de trabajo actual en base a una nueva oferta o cómo podría encajar en la compañía con base en su actividad en redes sociales. A través de encuestas o examinando el tipo de lenguaje y expresión en las comunicaciones internas, hay programas que elaboran perfiles emocionales de los empleados. Como el protagonista del relato de Kwame Adjei-Brenyah, hay teleoperadoras que tienen que controlar su tono de voz y su expresión, ya que a través de un sistema de reconocimiento de voz, un algoritmo contratado por su empresa evalúa estos y otros parámetros. Son solo algunos de los ejemplos que se recogen en The datafication of workplace (La datificación del entorno laboral), un exhaustivo informe publicado en 2019 por Lina Dencik, catedrática en la Universidad de Cardiff y cofundadora del grupo de investigación Data Justice Lab. (...)

La economía de la inteligencia artificial, de ÁNGEL UBIDE

 Mikel Tar Orrantia Diez


La economía de la inteligencia artificial
El progreso tecnológico es la fuente del crecimiento y el empleo. Hay que estar preparados para aprovecharlo
(De recomendable lectura y reflexión @OrrantiaTar)

El cerebro es un generador de automatismos que nos permite hacer cosas que no sabemos explicar cómo las hacemos. El portero que hace una palomita para despejar ese balón en la escuadra, la gimnasta que lanza la cinta y la recoge sin mirar después de varias volteretas, el tenista que conecta el passing shot a la carrera. Ninguno de ellos piensa (ni sabe) mientras ejecuta esos movimientos, cuál es el modelo matemático, las leyes de la física, que determinan esas trayectorias y, sin embargo, a base de unos conceptos básicos y millones de repeticiones, son capaces de hacerlos. Pero, a veces, sucede algo que trunca esa habilidad. Como le sucedió a Simone Biles en los Juegos Olímpicos de Tokio, a veces el cerebro pierde los automatismos. Las gimnastas pierden el eje, los golfistas el swing, los tenistas el servicio. Los conceptos no se han olvidado, pero los automatismos fallan. Y, si hay que pensar, ya no funciona. Para recuperarse, tienen que recomponer los automatismos poco a poco, hasta que son capaces, de nuevo, de jugar sin pensar (...)

¿De qué sirve que nos ocupemos de los que huyen, si nadie se ocupa de lo que les obliga a huir?, El Roto

 José Luis Sanz Zapata   22/9/21

¿De qué sirve que nos ocupemos de los que huyen, si nadie se ocupa de lo que les obliga a huir?

jueves, 21 de octubre de 2021

Colombia. Asesinan a Jose Luis Taicus y Javier Nastacuas, jóvenes indígenas Awa de Nariño

 Aristos VeyrudTeología de la Liberación  21/9/21

(...) Según la información entregada por la comunidad indígena, los jóvenes se encontraban el pasado 18 de septiembre visitando a sus familiares en el Predio El Verde, Resguardo Indígena Awá de El Gran Sábalo corregimiento El Diviso municipio de Barbacoas, y así a las 10 de la noche iniciaron el viaje de regreso a sus hogares, sin embargo nunca llegaron a su destino.

Y hasta el lunes 20 de septiembre los cuerpos sin vida de los dos jóvenes fueron hallados en la Guarapería, en inmediaciones del km 116 en la vía que conecta Pasto con Tumaco entre los corregimientos de Junín y El Diviso, además presentaban señales de tortura.

La violencia contra el pueblo Awa prevalece a pesar de la militarización

Sin embargo estos no son los únicos hechos que se han presentado contra jóvenes indígenas del pueblo Awa, pues el 14 de septiembre otro joven de 17 años del Resguardo Santa Rosita de Tumaco, fue secuestrado y torturado por actores armados ilegales que no han podido ser identificados.

En la denuncia la comunidad hace énfasis en que todo el territorio indígena por el que transitan los jóvenes, está altamente militarizado, pero a pesar de ello no hay mejora en la situación de seguridad que tienen que afrontar las comunidades habitantes de la zona rural de Tumaco. Por el contrario ha aumentado la estigmatización y los señalamientos por parte de las mismas fuerzas militares y los demás actores ilegales que tienen presencia en el territorio (...)

......................

OTRA COSA:    MANIPULACIÓN CAMUFLADA, de Gloria VS

"Cuando el saqueo se convierta en un modo de vida, de un grupo de hombres en una sociedad, no tardará en crear un sistema legal que lo autorice y un código moral que lo glorifique


Bien lo dijo Frédéric Bastiat: “Cuando el saqueo se convierte en el modo de vida de un grupo de hombres en una sociedad, no tardarán en crear un sistema ...

Augusto Dario Auden CorreaFuedicho   27/8/21


Frédéric Bastiat

...........................



Asociación de Abogados #ALA se querella contra #Ayuso por alzamiento de bienes. Caso Avalmadrid

 Enri Vazouez

CASO AVALMADRID
La asociación de abogados ALA se querella contra Ayuso en el Supremo por presunto alzamiento de bienes en el 'caso Avalmadrid'.
La presidenta madrileña y su hermano aceptaron la donación de sendas viviendas de sus padres para evitar que fuesen embargadas como garantía de un préstamo fallido de 400.000 euros.
Los querellantes piden imputar en total a nueve personas de las tres familias dueñas de MC Infortécnica SL que avalaron el crédito con sus bienes y se deshicieron de ellos cuando la sociedad entró en quiebra.






Isabel Díaz Ayuso reprocha al Papa por sus palabras a México: “El catolicismo llevó la civilización a América”

¡Estoy indignado! Cuatro años de carrera. Horas y horas tomando apuntes. Semanas encerrado en la biblioteca leyendo, anotando. ¿Qué narices me enseñaron en la facultad?¿Qué clase de licenciatura en Historia me dieron? Menos mal que está la inclasificable para arrojar luz. Resulta que los españoles, a América, además del Catolicismo y el castellano...¡¡¡¡ Llevamos la democracia y la libertad !!! Ya podían haberla traído de vuelta, que por el Reino (de reyes...) de España no había mucha...

gd
 
Nuestra ínclita presidenta no merecería más comentarios de este esfuerzo por estar en los medios diciendo la barbaridad del día si no fuese porque, como la voz de su amo, repite ideas que son parte de esta nueva ola de nostalgia del imperio en el que se ha situado la ultraderecha. Los españoles, colonia norteamericana desde hace ochenta años, haríamos bien en descolonizar nuestra cabeza. Esas razones que da la señora: "España llevó a América el español y el catolicismo la civilización (creo que dijo también la libertad) suenan como si el Isis sirio dijera con no poca razón que los árabes trajeron a España la agricultura de huerta y el hábito de lavarse. Madredelamorhermoso qué tropa tenemos. Gachupines. Eso es lo que son (disculpad el exabrupto)


Desde las alturas de un céntrico edificio de Washington, con la Casa Blanca de fondo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, del PP, ha cargado este martes contra las palabras que el papa Francisco dirigió el lunes a México con ocasión del Bicentenario de la Independencia. La líder regional, que fue investida con el apoyo del partido de ultraderecha Vox, reconoció en su primer día de visita en la capital estadounidense que le “sorprende” que el pontífice, “un católico que habla español”, reflexionara por carta sobre los “pecados” cometidos por la Iglesia Católica durante la conquista española.(...) 

Con motivo de las celebraciones de los 200 años de independencia de México, el papa Francisco envió una misiva al presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Rogelio Cabrera López, en la que invitaba a “sanar las heridas” del pasado. La “mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria, es decir, reconocer los errores cometidos en el pasado, que han sido muy dolorosos”, escribió el Pontífice. Aun así, el Papa hacía referencia de forma explicita solo al perdón que “en diversas ocasiones” él mismo y sus antecesores ya ofrecieron por “los pecados personales y sociales”. No fue más allá y se centró precisamente en esa necesidad de sanación, en la que, resaltó, “tampoco se pueden ignorar las acciones que, en tiempos más recientes, se cometieron contra el sentimiento religioso cristiano de gran parte del pueblo mexicano”.

Mientras López Obrador agradecía este lunes al Vaticano y al papa Francisco, la presidenta de Madrid criticaba al mandatario mexicano por querer “deshacer el legado de España” con su defensa del indigenismo, una lucha que calificó como “el nuevo comunismo” en la sede de la Hispanic Society en Nueva York. En reiteradas ocasiones el presidente de México le ha exigido a España que se disculpe públicamente por los abusos cometidos durante la conquista española hace más de cinco siglos (...)